jueves, 30 de septiembre de 2010

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Vivir la vida


Algunas veces la vida te golpea
y piensas que no es justo
que porque a ti, y te desesperas

Algunas veces la vida te cierra los ojos
y no te deja ver
más allá de tu pobre existencia

Algunas veces la vida te demuestra
que ya no eres el centro del mundo
y eso, a veces duele

Algunas veces la vida te despierta
de golpe, a golpes, casi siempre
y te das cuenta de lo poco que eres

Algunas veces la vida te regala
unos momentos, cortos, muy cortos
de felicidad y entonces sonreímos

Algunas veces la vida…
Sólo algunas veces…
No vale la pena vivirla

Con amor, 4s

Discurso de Steve Jobs en la Universidad de Standford (2 de 3 partes)

(Famoso discurso del presidente de Apple el 12 Junio 2005)

SEGUNDA PARTE DE TRES

Mi segunda historia es sobre el amor y la pérdida.

Tuve suerte — supe pronto en mi vida qué era lo que más deseaba hacer. Woz y yo creamos Apple en la cochera de mis padres cuando tenía 20 años. Trabajamos mucho, y en diez años Apple creció de ser sólo nosotros dos a ser una compañía valorada en 2 mil millones de dólares y 4,000 empleados. Hacía justo un año que habíamos lanzado nuestra mejor creación — el Macintosh — un año antes, y hacía poco que había cumplido los 30. Y me despidieron. ¿Cómo te pueden echar de la empresa que tú has creado? Bueno, mientras Apple crecía contratamos a alguien que yo creía muy capacitado para llevar la compañía junto a mí, y durante el primer año, más o menos, las cosas fueron bien. Pero luego nuestra perspectiva del futuro comenzó a divergir, y finalmente nos apartamos completamente. Cuando eso pasó, nuestra Junta Directiva se puso de su parte. Así que a los 30 estaba fuera. Y de forma muy notoria. Lo que había sido el centro de toda mi vida adulta se había ido, y fue devastador.

Realmente no supe qué hacer durante algunos meses. Sentía que había dado de lado a la anterior generación de emprendedores – que había soltado el testigo en el momento en que me lo pasaban. Me reuní con David Packard [de Hewlett Packard] y Bob Noyce [inventor del circuito integrado, Intel], e intenté disculparme por haberla fastidiado tanto. Fue un fracaso muy notorio, e incluso pensé en huir del valle [Silicon Valley]. Pero algo comenzó a abrirse paso en mí — aún amaba lo que hacía. El resultado de los acontecimientos en Apple no había cambiado eso ni un ápice. Había sido rechazado, pero aún estaba enamorado. Así que decidí comenzar de nuevo.

No lo vi así entonces, pero resultó ser que el que me echaran de Apple fue lo mejor que jamás me pudo haber pasado. Había cambiado el peso del éxito por la ligereza de ser de nuevo un principiante, menos seguro de las cosas. Me liberó para entrar en uno de los periodos más creativos de mi vida.

Durante los siguientes cinco años, creé una empresa llamada NeXT, otra llamada Pixar, y me enamoré de una mujer asombrosa que se convertiría después en mi esposa. Pixar llegó a crear el primer largometraje animado por ordenador, Toy Story, y es ahora el estudio de animación más exitoso del mundo. En un notable giro de los acontecimientos, Apple compró NeXT, regresé a Apple, y la tecnología que desarrollamos en NeXT es el corazón del actual renacimiento de Apple. Y Laurene y yo tenemos una maravillosa familia.

Estoy bastante seguro de que nada de esto habría ocurrido si no me hubieran echado de Apple. Creo que fue una medicina horrible, pero supongo que el paciente la necesitaba. A veces, la vida te da en la cabeza con un ladrillo. No perdáis la fe. Estoy convencido de que la única cosa que me mantuvo en marcha fue mi amor por lo que hacía. Tenéis que encontrar qué es lo que amáis. Y esto vale tanto para vuestro trabajo como para vuestros amantes. El trabajo va a llenar gran parte de vuestra vida, y la única forma de estar realmente satisfecho es hacer lo que consideráis un trabajo genial. Y la única forma de tener un trabajo genial es amar lo que hacéis. Si aún no lo habéis encontrado, seguid buscando. No os conforméis. Como en todo lo que tiene que ver con el corazón, lo sabréis cuando lo hayáis encontrado. Y como en todas las relaciones geniales, las cosas mejoran y mejoran según pasan los años. Así que seguid buscando hasta que lo encontréis. No os conforméis.


Continuará...

Con amor, 4s

Filantropía

Etimológicamente filantropía tiene raíces griegas: de "filos" o amor, y "antropos" de hombre. O sea que la filantropía quiere decir literalmente amor al hombre o la humanidad.

Dada la raíz etimológica intuitiva del concepto, lo más probable es que este haya existido de la teoría que habla de que la filantropía, fue un concepto acuñado por el emperador romano Flavio Claudio Juliano, a fines del siglo III. (Este personaje intentó restaurar el venido a menos paganismo que primó en el imperio antes de la llegada del cristianismo, y para estos fines buscó sustitutos a los conceptos cristianos, dándoles un significado alejado de la religión católica; en este emprendimiento, fomentó el uso de la filantropía por la caridad.)

Si bien estos términos se emplean con frecuencia (Filantropía y caridad) e incluso de manera indistinta, no son lo mismo. La caridad técnicamente hablando es una virtud teológica (cualidad o virtud necesaria para la mente que busca la salvación), o sea tiene una connotación más bien religiosa, mientras que la filantropía es su equivalente desvinculado de implicanciones religiosas.

La caridad, es en su sentido más elevado el amor a Dios por sobre todas las cosas, de lo que se extiende el amor al prójimo. Se entiende que la caridad como expresión del amor es la perfección última del espíritu humano, ya que glorifica y refleja de la mejor manera la naturaleza divina.

En general, la filantropía significa el amor al género humano y todo lo que a la humanidad respecta, particularmente, en su forma positiva y constructiva, expresado en la ayuda a los demás sin que necesariamente se requiera de un intercambio o interés alguno en una respuesta.

Los esfuerzos filantrópicos son realizados por parte de individuos o por grupos de individuos organizados, mas no es una tendencia, es decir, desde hace muchos se han realizado múltiples y gloriosas obras de filantropías.

Los donativos a organizaciones humanitarias, personas, comunidades, o trabajando para ayudar a los demás, directamente o a través de organizaciones no gubernamentales con fines no lucrativos, así como lo es el trabajo de voluntario para apoyar instituciones que tienen el propósito específico de ayudar a los seres vivos y mejorar sus vidas, son considerados actos filantrópicos.

Algunas mentes consideran a la filantropía como la manera de curar las penas y los pecados, “Es comprar un boleto al cielo”; por otro lado, un contexto más humanístico es que por medio de la acción social se puede dejar un mundo mejor… es devolver algo de lo mucho que hemos tenido a nuestro alcance.

No se necesitan grandes capitales para ser filántropo; la filantropía puede ser también en obras, en participar activamente y desde mi punto de vista, comienza en nosotros mismos; si atendemos nuevamente la definición, sería amarnos a nosotros mismos, ya que es imposible amar al prójimo sino nos amamos a nosotros mismos primeros.

Finalmente, existe la contraparte, la misantropía, también proveniente del griego, vincula los términos “odio” y “ser humano” y se considera una tendencia social y sicológica, caracterizada por una antipatía general hacia la especie humana. No solo representa un desagrado hacia alguna persona en concreto, sino la animadversión hacia los rasgos que son compartidos por la humanidad.

Un misántropo por lo tanto, es una persona que manifiesta resentimiento hacia el propio hombre, como ser humano, esta puede ser ligero o muy marcado, y como tal también puede presentar características muy diferentes que van desde lo inofensivo, hasta la crítica social, o como base de su resentimiento llegar hasta la destrucción.

Incluso, los especialistas la consideran como un mal y quienes lo padecen pueden llegar a presentar una muy baja auto estima, e incluso tendencias criminales o suicidas. Como podemos ver… falta de amor propio.

(Me llamó la atención que buscando ejemplos y conceptos para realizar esta entrada, encontré más material de misantropía que de filantropía… como un reflejo de nuestro gran egoísmo o de nuestro gran vacío.)

Conclusión…. vuélvete filántropo de ti mismo y luego del mundo… aleja la misantropía de tu corazón y del resto de la humanidad.

Con amor, 4s

martes, 28 de septiembre de 2010

Discurso de Steve Jobs en la Universidad de Standford (1 de 3 partes)

(Famoso discurso del presidente de Apple el 12 Junio 2005)


"Tienen que encontrar eso que aman"

"Tengo el honor de estar hoy aquí con vosotros en vuestra iniciación en una de las mejores universidades del mundo. Nunca me gradué. A decir verdad, esto es lo más cerca que jamás he estado de una graduación universitaria. Hoy os quiero contar tres historias de mi vida. Nada especial. Sólo tres historias.

La primera historia versa sobre cómo se conectan los puntos.

Dejé Reed College después de los seis primeros meses, pero después seguí por allí otros 18 meses, más o menos, antes de dejarlo de veras. Entonces, ¿por qué lo dejé?

Comenzó antes de que yo naciera. Mi madre biológica era una titulada universitaria joven y soltera, y decidió darme en adopción. Ella tenía muy claro que quienes me adoptaran tendrían que ser titulados universitarios, de modo que todo se preparó para que fuese adoptado al nacer por un abogado y su mujer. Sólo que cuando aparecí decidieron en el último momento que lo que de verdad querían era una niña. Así que mis padres, que estaban en lista de espera, recibieron una llamada a media noche preguntando: “Tenemos un niño no esperado; ¿lo queréis?” “Por supuesto”, dijeron. Mi madre biológica se enteró de que mi madre no tenía titulación universitaria, y que mi padre ni siquiera había terminado el bachillerato, así que se negó a firmar los documentos de adopción. Sólo cedió, meses más tarde, cuando mis padres prometieron que algún día iría a la universidad.

Y 17 años más tarde realmente fui a la universidad. Pero de forma descuidada elegí una universidad que era casi tan cara como Stanford, y todos los ahorros de mis padres de clase trabajadora los estaba gastando en mi matrícula. Después de seis meses, no le veía propósito alguno. No tenía idea de qué quería hacer con mi vida, y menos aún de cómo la universidad me iba a ayudar a averiguarlo. Y me estaba gastando todos los ahorros que mis padres habían conseguido a lo largo de su vida. Así que decidí dejarlo, y confiar en que las cosas saldrían bien. En su momento me dio miedo, pero en retrospectiva fue una de las mejores decisiones que nunca haya tomado. En el momento en que lo dejé, ya no fui más a las clases obligatorias que no me interesaban, y comencé a meterme en las que parecían interesantes.

No era idílico. No tenía dormitorio, así que dormía en el suelo de las habitaciones de mis amigos, devolvía botellas de Coca Cola por los 5 céntimos del depósito para conseguir dinero para comer, y caminaba más de 10 Km los domingos por la noche para comer bien una vez por semana en el templo de los Hare Krishna. Me encantaba. Y muchas cosas con las que me fui topando al seguir mi curiosidad e intuición resultaron no tener precio más adelante.

Os daré un ejemplo: en aquella época el Reed College ofrecía la que quizá fuese la mejor formación en caligrafía del país. En todas partes del campus, todos los pósters, todas las etiquetas de todos los cajones, estaban bellamente caligrafiadas a mano. Como ya no estaba matriculado y no tenía clases obligatorias, decidí atender al curso de caligrafía para aprender cómo se hacía. Aprendí cosas sobre el serif y tipografías sans serif, sobre los espacios variables entre combinaciones de letras, sobre qué hace realmente grande a una gran tipografía. Era sutilmente bello, histórica y artísticamente, de una forma que la ciencia no puede capturar, y lo encontré fascinante.

Nada de esto tenía ni la más mínima esperanza de aplicación práctica en mi vida. Pero diez años más tarde, cuando estábamos diseñando el primer ordenador Macintosh, volvió a mí. Y diseñamos el Mac con todo dentro. Fue el primer ordenador con tipografías bellas. Si nunca me hubiera dejado caer por aquél curso concreto en la universidad, el Mac jamás habría tenido múltiples tipografías, ni tipos con espaciado proporcional. Y como Windows no hizo más que copiar el Mac, es probable que ningún ordenador personal los tuviera. Si nunca hubiera decidido dejarlo, no habría entrado en esa clase de caligrafía, y los ordenadores personales no tendrían la maravillosa tipografía que poseen. Por supuesto que era imposible conectar los puntos mirando hacia el futuro cuando estaba en clase. Pero era muy, muy claro al mirar atrás diez años más tarde.

Otra vez: no se pueden conectar los puntos hacia adelante, sólo puedes hacerlo hacia atrás. Así que tenéis que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro. Tienes que confiar en algo — tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Esta forma de actuar nunca me ha dejado tirado, y ha marcado la diferencia en mi vida.


Continuará...

Con amor, 4s

Besos


Besos
(Gabriela Mistral)

Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.

Hay besos que calcinan y que hieren,
hay besos que arrebatan los sentidos,
hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos.

Hay besos problemáticos que encierran
una clave que nadie ha descifrado,
hay besos que engendran la tragedia
cuantas rosas en broche han deshojado.

Hay besos perfumados, besos tibios
que palpitan en íntimos anhelos,
hay besos que en los labios dejan huellas
como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas
por sublimes, ingenuos y por puros,
hay besos traicioneros y cobardes,
hay besos maldecidos y perjuros.

Judas besa a Jesús y deja impresa
en su rostro de Dios, la felonía,
mientras la Magdalena con sus besos
fortifica piadosa su agonía.

Desde entonces en los besos palpita
el amor, la traición y los dolores,
en las bodas humanas se parecen
a la brisa que juega con las flores.

Hay besos que producen desvaríos
de amorosa pasión ardiente y loca,
tú los conoces bien son besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Besos de llama que en rastro impreso
llevan los surcos de un amor vedado,
besos de tempestad, salvajes besos
que solo nuestros labios han probado.

¿Te acuerdas del primero...? Indefinible;
cubrió tu faz de cárdenos sonrojos
y en los espasmos de emoción terrible,
llenaron sé de lágrimas tus ojos.

¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso
te vi celoso imaginando agravios,
te suspendí en mis brazos... vibró un beso,
y qué viste después...? Sangre en mis labios.

Yo te enseñé a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca

Con amor, 4s

El Perdón


El precio que se paga a diario por mantener el resentimiento por algo que ya había pasado y no puede cambiarse depende de nosotros mismos.

Cuando haces importante los temas incompletos o las promesas no cumplidas te llenas de resentimiento, aumenta tu angustia, incluso puedes no dormir bien y hasta mantener tu atención se dispersaba.

Perdonar te llena de paz y calma, alimentando tu espíritu.

La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas pero que finalmente nos termina envenenando.

Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo para el otro sin darnos cuenta que los únicos beneficiados somos nosotros mismos.

El perdón es una expresión de amor.

El perdón nos libera de ataduras que nos amargan el alma y enferman el cuerpo.

No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.

Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.

El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.

La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento. Te tiene encadenado.

La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.

El perdón es una declaración que puedes y debes renovar a diario.

Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

"La declaración del Perdón es la clave para liberarte".

¿Con qué personas estás resentido?

¿A quiénes no puedes perdonar?

¿Tú eres infalible y por eso no puedes perdonar los errores ajenos?

"Perdona para que puedas ser perdonado"; aunque nunca te perdonen…

Con amor, 4s

viernes, 24 de septiembre de 2010

Fe, Esperanza y Amor

Era la fe, la esperanza y el amor.

Cierto día murió la fe.
Entre el amor y la esperanza la hicieron renacer.

Otro día la esperanza quedó muerta.
Juntos, el amor y la fe la revivieron.

Luego sucedió que murieron la fe y la esperanza.
El amor, por sí solo, las volvió a la vida.

Pero un día murió el amor.
Entonces murieron también
la fe y la esperanza, y
nada pudo hacerlas ya vivir.

Con amor, 4s

HOY TOCA!!!!!

Infierno
Llegan los demonios al cielo para disputar un partido de fútbol amistoso contra los ángeles.
- Van a perder, porque tenemos a los mejores jugadores-, dicen los ángeles.
- Sí, pero nosotros tenemos a todos los árbitros-, responden los demonios.

________________

Esposos
La señora de Don Pepe llegó al departamento cuando no era esperada, y sorprendió a su casquivano esposo en brazos de la vecina del 14. "¡Tenías razón, viejita! -le dice alegremente Don Pepe a su mujer-. ¡La vecina engaña a su marido!"...

________________

Esposos 2
Doña María y don José sostenían su enésimo pleito conyugal. Le grita ella: "¡Lo vas a lamentar! ¡Me voy a ir!" Replica don José: "Decídete. ¿Cuál de las dos cosas va a ser?"

________________

Doctores
El médico le informa a su linda paciente: "Su apéndice está muy inflamado. Necesitará una operación". La muchacha preocupada responde: "Me gustaría una segunda opinión". Le dice el facultativo: "Tiene usted unas bubis preciosas

________________

Inocencia
Tontina, hermana de Tontín fue a consultar al ginecólogo. Después de un breve examen el médico le informó: "Está usted embarazada". "¡Cielo santo! -exclama ella consternada-. ¿Y cree usted, doctor, que el niño sea mío?

________________

De oficina
Un señor está con un paquete de papeles frente a la trituradora de papeles. Luce desconcertado, mira por un lado, mira por el otro. En eso pasa un empleado y muy amablemente le ofrece ayuda, toma el paquete de papeles, los coloca en una ranura y se oye el sonido de los papeles cuando se hacen trizas.
El empleado le dice al señor:
¿Ve que fácil?
El señor le dice:
¿Y por dónde salen las copias?

________________

Pepito
Pepito le dice a un amigo:
¿Cómo sigue tu amigo?
¿Cuál?
El que se tragó la moneda de un peso.
¡Ah! Sigue sin cambio

________________

Aviones
Un avión cae al mar y el capitán dice:
Los que sepan nadar al lado izquierdo, los que no sepan nadar, al lado derecho.
Pasajeros del lado izquierdo, favor nadar hasta esa isla cercana. Pasajeros del lado derecho...
Nuestra Línea Aérea agradece su preferencia, gracias por volar con nosotros.

________________
________________

Agregaré unas maldiciones en Yiddish… por supuesto que en español, ja ja… se me hicieron muy originales e ingeniosas… (De mi revista favorita… Algarabía)

Que tenga un escozor, donde no pueda rascarse.

________________

Que le crezcan cebollitas en el ombligo

________________

Que lo peguen contra la pared como a un almanaque y que cada día le arranquen un pedazo

________________

Que tantos años como anduvo sobre los pies, ande con las manos, y que el resto de su vida se arrastre sobre el trasero

________________

Que se transforme en una lámpara; que cuelgue de día y arda de noche

________________

Que ningún mal de ojo lo eluda

________________

Que sea muy rico, pero el único rico de toda su familia

________________

Que se le caigan todos los dientes menos uno, y que ese sea el que le duela

________________

Que dios le mande un tonto y que no pueda sacárselo de encima nunca

________________

Que tenga ante sus puertas dos porteros; que uno salga gritando: ¡¡Un médico!! ¡¡Un médico!! y que el otro lo siga: ¡¡Demasiado tarde!! ¡¡Ya no hace falta!!

________________

Que Dios le envíe, de las diez plagas la mejor

________________

Que tenga un negocio enorme. Repleto de mercancías, y que no le pidan nada de lo que tenga, ni tenga nada de lo que le pidan

________________

Que tenga cien casas, en cada casa cien cuartos, en cada cuarto veinte camas, y que las convulsiones lo arrojen de cama en cama

________________

Que viva como una cebolla, con la cabeza enterrada

________________

Que se trague un paraguas y se le abra en el vientre

________________

Que coma como un caballo y cague como un pajarito

________________

Con amor, 4s

jueves, 23 de septiembre de 2010

Osho habla del amor

1.-El corazón del hombre es un instrumento musical, contiene una música grandiosa. Dormida, pero está allí, esperando el momento apropiado para ser interpretada, expresada, cantada, danzada. Y es a través del amor que el momento llega.

Un hombre sin amor nunca conocerá qué música ha estado llevando dentro de su corazón. Es sólo a través del amor que la música comienza a tomar vida, se despierta y deja de ser un potencial para convertirse en realidad.

2.-Preguntas: "¿Qué es amor?" Es una profunda necesidad de ser uno con el todo, una profunda necesidad de disolver en una unidad el tú y el yo. El amor es así porque estamos separados de nuestra propia fuente. De esa separación surge el deseo de volver al Todo y de unificarse con el.

3.-Tu ego se ha convertido en una barrera entre tú y tu tierra: el Todo. El hombre se asfixia, no puede respirar, ha perdido sus raíces. Ya no es alimentado. El amor es un deseo de nutrición; el amor es enraizarse en la existencia.

4.-El amor en uno mismo es valioso: no tiene ningún propósito, no tiene ningún fin.

Tiene una inmensa significación; una gran alegría; un éxtasis en sí mismo, pero estos no son fines. El amor no es un negocio donde importan los propósitos, las metas. Siempre hay una cierta locura en el amor.... El amor no tiene razón alguna. Simplemente puedes decir: "No sé. Todo lo que sé es que amar es experimentar el espacio más hermosos dentro de uno mismo." Pero eso no es un propósito. Ese espacio no es mental. Ese espacio no puede ser convertido en una comodidad. Este espacie es como un capullo de rosa con una gota de rocío sobre sí brillando como una perla. Y con la primera brisa de la mañana y al sol, el capullo está bailando.

El amor es la danza de tu vida.

5.- Amor es el encuentro, el encuentro orgásmico de la vida y la muerte... Para alcanzarlo, hay cuatro pasos que deben recordarse.

El primero: estar aquí y ahora, porque el amor sólo es posible en el "aquí-ahora". No puedes amar en el pasado.

El segundo paso hacia el amor es: aprende a transformar tus venenos en miel...

El tercer paso hacia el amor es compartir tus cosas positivas, compartir tu vida, compartir todo lo que tengas. Todo lo bello que tengas, no lo escondas.

Y la cuarta: sé la nada. Una vez que comienzas a pensar que eres alguien, te estancas. Entonces el amor no fluye. El amor sólo fluye de alguien que no es nadie. El amor mora sólo en la nada.

Cuando estás vacío, hay amor.
Cuando estás lleno de ego, el amor desaparece.
El amor y el ego no pueden converger.

5.-Es muy fácil amar a la gente en lo abstracto, el verdadero problema surge en lo concreto. Y recuérdalo, si no amas a los seres humanos concretos, reales, seres humanos, todo tu amor por los árboles y los pájaros es falso, pura habladuría.

6.-El amor es una flor muy frágil. Tiene que ser protegido, tiene que ser reforzado, tiene que ser regado; sólo entonces se fortalece.

7.-Ama como algo natural, tal y como respiras. Y cuando ames a alguien, no empieces a exigir; si no desde el principio mismo estarás cerrando las puertas. No tengas ninguna expectativa. Si algo aparece en tu camino, siente gratitud. Si nada viene, no es necesario que venga, no lo necesitas, no puedes mantener esa expectativa.

8.- El amor no es un negocio, así que deja de tratarlo como tal. Sino, malograrás tu vida, el amor y todo lo que hay de hermoso en ello, porque todo lo que es bello no es en absoluto negociable. El negocio es la cosa más fea del mundo, un mal necesario. Pero la existencia no sabe acerca de negocios. Los árboles florecen, no es un negocio; las estrellas brillan, no es un negocio y no tienes que pagar por ello y nadie te exige nada. Un pájaro viene y se posa en tu puerta, te canta una canción y no te pide un certificado o algo así. Ha cantado su canción y luego, muy contento se va volando, sin dejar huellas. Así es como el amor crece. Da y no esperes a ver cuánto puedes conseguir.

9.-Conviértete en un individuo, eso es lo primero.

Lo segundo: no esperes perfección, no pidas y no exijas. Ama a la gente común. No hay nada de malo en la gente común. La gente común es extraordinaria ¡Cada ser humano es tan único! Ten respeto por ese ser único.

Tercero: da y da sin ninguna condición, y sabrás qué es el amor. No lo puedo definir. Puedo enseñarte la forma en que crece. Te puedo enseñar cómo plantar un rosal, cómo regarlo, cómo fertilizarlo, cómo protegerlo. Luego un día, inesperadamente, aparece la rosa, y tu casa se llena de fragancia. Así es como ocurre el amor.

10.-La palabra "amor" puede tener dos significados absolutamente diferentes; no sólo diferentes, sino diametralmente opuestos. Un significado, es el amor como relación de pareja; el otro es el amor como un estado del ser.

En el momento en que el amor se vuelve una relación de pareja, se convierte en esclavitud, porque hay expectativas, hay exigencias y hay frustraciones, y un esfuerzo de ambos lados para dominar. Se convierte en una lucha por el poder... el amor como un estado del ser es una palabra totalmente diferente. Significa que tú simplemente amas; no estás estableciendo una relación de pareja. Tu amor es como la fragancia de una flor. No crea una relación; no te pide que seas de una forma determinada, que te comportes de cierta manera, que actúes de cierta forma. No exige nada. Simplemente comparte. Y en este compartir, tampoco existe el deseo de recibir una recompensa. El mismo compartir es la recompensa.

Cuando el amor se convierte para ti en una fragancia, tiene una tremenda belleza y posee algo que está muy por encima de la mal llamada humanidad. Tiene algo de divino.

12.- Quiero que sepas que el amor llega de improviso. No como una consecuencia de algún esfuerzo de tu parte, sino como un regalo de la naturaleza. En ese momento no lo hubieras aceptado si hubieses estado preocupado porque algún día, de pronto, pudiera terminar. Así como viene se va.

Pero no hay necesidad de preocuparse, porque si una flor se ha desvanecido, otras flores llegarán. Las flores siempre seguirán naciendo, pero no te aferres a una flor, de lo contrario, pronto te encontrarás aferrado a una flor muerta. Y esa es la realidad: la gente se aferra a un amor muerto, que alguna vez estuvo vivo.

13.- Si tienes algo, algo que te proporciona alegría, paz, éxtasis, compártelo. Y recuerda que cuando compartes hay un motivo. No te estoy diciendo que por compartir llegarás al cielo. No te estoy dando meta alguna.

Te estoy diciendo, que con sólo compartir estarás tremendamente satisfecho. En el compartir mismo está la satisfacción, no hay ninguna meta; no está orientado hacia ningún fin. Es un fin en sí mismo.

14.-Cuando no tienes amor, le pides al otro que te lo dé. Eres un mendigo. Y el otro te está pidiendo que se lo des a él o a ella. Ahora bien, dos mendigos extendiendo sus manos uno al otro y ambos con la esperanza de que el otro lo tenga... Naturalmente ambos se sienten derrotados y ambos se sienten engañados.

Esta es la paradoja: aquellos que se enamoran no tienen amor, por eso se enamoran. Y porque no tienen amor, no pueden darlo. Y algo más: una persona inmadura sólo se enamora de otra persona inmadura, porque sólo ellas pueden comprender el lenguaje de la otra. Una persona madura ama a una persona madura. Una persona inmadura ama a una persona inmadura.

El problema básico del amor es madurar primero, entonces encontrarás una pareja madura; entonces la gente inmadura no te atraerá para nada. Es sencillamente así.

15.- Cuando dos personas maduras están enamoradas, ocurre una de las más grandes paradojas de la vida, uno de los fenómenos más bellos: están juntos y sin embargo tremendamente solos; están tan unidos que casi son uno. Pero su unión no destruye su individualidad, de hecho, la realza: se vuelven más individuos. Dos personas maduras enamoradas se ayudan mutuamente a ser más libres.

16.- Yo te amo. No puedo evitarlo. No es cuestión de que pueda amarte o no, simplemente te amo. Si no estuvieses aquí, este auditorio estaría lleno de mi amor, no habría ninguna diferencia. Estos árboles todavía recibirían mi amor, estos pájaros lo seguirían recibiendo. E incluso si todos los árboles y los pájaros desaparecieran, eso no haría ninguna diferencia: el amor seguiría fluyendo. El amor es, así que el amor fluye.

17.- Así como la luz rodea a la llama, el amor te rodea. Tú eres amoroso, eres amor.
Entonces tiene eternidad. No está dirigido a nadie. Cualquiera que se acerque beberá de él. Cualquiera que se acerque a ti estará encantado con él, enriquecido por él. Un árbol, una roca, una persona, un animal, no importa. Incluso si estás sentado, solo... Buda, solo, sentado bajo su árbol está irradiando amor. El amor está constantemente lloviendo a su alrededor. Eso es eterno y ése es el verdadero anhelo del corazón.


con amor, 4s

BUSCO UNA MUJER

Busco una mujer brillante, que no sea rosa hermosa y candorosa, pero ingenua. Tampoco la madre esclava del hogar. Busco a una mujer que se atreva a ser ella misma, sin dobleces.

Una mujer fuerte, segura de ella misma, dispuesta a desarrollar todas sus aptitudes y cualidades; acepte y quiera corregir sus defectos. Una mujer inteligente, trabajadora, dulce.

Una mujer que sepa que hacer y cuando actuar, aceptando sus limitaciones; cuando tenga miedo, sepa que en mis brazos tiene el mejor refugio.

Lo más importante, una mujer que me pueda amar con todo su corazón. Que me ame como soy, con mis cualidades y con mis defectos, los cuales con críticas y observaciones constructivas corregiré.

Una mujer que pueda ser tierna, humilde, bella como una rosa. En la cual pueda confiar en un cien por ciento, decirle cualquier cosa; y cuando necesite un consejo; que me permita ser débil a veces; cuando este sentado con algún miedo en un rincón, con su amor me ponga una sonrisa, me de refugio, me comprenda.

Una mujer que tenga claras sus aspiraciones en la vida, que luche por conseguir sus metas, pero nunca manipulando ni pisando a los demás.

Busco a una mujer que sea mi compañera por siempre, desde tender la cama, compartir la mesa, pasear en bicicleta por el parque, educar a nuestros hijos, y que en el fin del mundo siga a mi lado, en mis entrañas protegida, que nuestras almas se fusionen y permanezcan así por siempre.

Una mujer capaz de abrir el baúl de hierro que hay dentro de mí, conteniendo un gran tesoro, el tesoro que me hace ser quien soy, que ella merece muy dignamente.

Una mujer que perdone todas mis tonterías.

Yo, a cambio, de recompensa, estoy dispuesto a dar todo esto a ella y más. Le pagaría dándole mi corazón, mi ser, mi vida, mi tiempo, mi amor. Cosa que tal vez no va a ser suficiente para ella.

Se que busco algo muy valioso, muy difícil de encontrar, algo que ni el mejor hombre del mundo merece. He buscado y no había podido encontrar a una verdadera mujer.

Me pregunto, ¿acaso esa mujer eres tú?, ¿acaso mi búsqueda ha terminado? Lo único que falta es que ella encuentre lo que busca en mí, para que así me ame. No creo cumplir todos los requisitos, soy humano, pero estoy seguro de hacer mi mejor esfuerzo por llenarlos.


Con amor, 4s

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Otoño

Otro era yo…
En otra estación
En otro tiempo…

Pero me llegó el otoño
Con sus colores
Con sus hojas al aire
Con su olor a melancolía

Y aquí estoy
Viviendo en este momento
Sin saber que me depara el mundo

Más no me preocupa el futuro
Porque hoy… hoy me llegó
El otoño.
___________

Como alguna vez mencioné, las etapas de la vida también se reflejan como las estaciones del año (http://jitanjafora-calambur.blogspot.com/2009/02/ciclos-de-la-vida.html); hoy cercano al fin de mi verano es hermoso ver en retrospectiva el pasado… y saber que podré llegar con paso firme a la siguiente etapa, que hoy me recuerda que será pronto; en fin… les deseo un otoño lleno de característica tan evocadora… (Para mis amig@s del sur del continente sé que como una prueba más del equilibrio perfecto, para allá, para ustedes, comienza la primavera… disfruten al máximo de la misma).

Con amor, 4s

Amor platónico (Parte II de II)


Hoy día, cuando hablamos de amor platónico nos referimos al amor en la imaginación y en la fantasía que nos proporciona el pensamiento, en el que el amante se funde con la persona amada en lo que las riendas de su imaginación y hasta donde se puedan o se deseen llevar. Por eso nos enfocamos, tras la exposición de las ideas platónicas del amor, hacia lo que hoy día se considera, y por tanto nos basamos en lo que todos a primera vista pensamos qué es un amor platónico.

Hay muchas personas que seguramente han vivido y experimentado en este fascinante y creativo mundo que hoy día llamamos amor platónico. Personas con una gran imaginación que les ayuda a hacer realidad sus deseos en la fantasía y en la creatividad intelectual y emocional. Es el terreno de personas que expresan sus sentimientos a través de las artes y es el terreno de personas con una gran introversión en su manera de actuar en la vida.

Son amores que no son impulsivos, la parte instintiva no juega el papel principal. No son físicos, se caracterizan por ser más emocionales e intelectuales que pasionales. Predomina el aspecto de afecto y sentimiento y predomina también el pensamiento y la imaginación.

La cantidad de formas de comunicación, en específico, los medios electrónicos, nos permiten conocer personas que se sitúan en muchos casos, lejos de nuestro alcance; esa misma distancia en muchos casos fomenta la imaginación, idealiza a las personas y crea la idea del amor platónico.

Las personas con una visión romántica de la vida, que están dentro de la emoción cuando procesan la información, y las personas intelectuales introvertidas que procesan la información a través de la intelectualidad en la observación, son las más susceptibles de tener algún amor platónico. Los intelectuales posiblemente lo expresaran a través de sus escritos y sus reflexiones y los románticos a través de su expresión creativa o artística que les caracteriza.

Los amores platónicos hacen que se idealice a una persona en la fantasía de los pensamientos y con sentimientos de amor hacia ella, de una manera muy creativa. En el pensar y el sentir nadie es testigo, por lo tanto, uno puede dar rienda suelta a la imaginación sin límites de realidad ni de posibles discusiones ni censuras.

El amor se vive no hacia fuera, sino hacia dentro. Mas que el amor apasionado, es un amor en el que hay mucha intimidad en el sentido que la persona lo vive dentro de sí mismo.

El amar de una manera platónica por lo general se asocia con una cierta frustración unida a la esperanza de un encuentro con la persona amada en la realidad, a través de la fantasía y en la imaginación. Se manifiesta también como una necesidad de tener lo ideal y no tener que pasarlo por el filtro de la realidad. Además, sin ver la totalidad, solo la parte idealizada.

También se manifiesta como una frustración de una realidad no consumada. Por un lado se mantiene la ilusión en la imaginación, pero por otro se clama el hecho de no hacer realidad tales fantasías y tales sueños con la persona amada. Esto hace que la expresión de los sentimientos sea por un lado de tristeza y por otro de esperanza con un gran contenido en la ilusión.

Para una definición más exacta de lo que puede ser un amor platónico apuntaremos a los siguientes aspectos:

El amor platónico:

  • No tiene matices
  • No tiene negociación
  • No tiene detalles sucios
  • Esta fuera del tiempo: no envejece
  • No cambia de humor
  • No da lugar a discusiones
  • Es limpio puro, y está siempre en suspensión

A veces se da en el amor romántico porque se tiene la sensación de haber perdido la batalla y puede producirse como una reacción al desamor.

Como todo amor, el amor platónico es un sentimiento, un sentimiento muy dulce en el que la persona amada está idealizada y forma parte de un sueño. A este sueño o a esta ilusión se le da la forma que la imaginación. Muchas veces parece una pena que ese sueño se convierta en realidad, ya que las realidades y la vida cotidiana "desilusionan". Por tanto, siempre existe una tendencia a no querer hacerlo realidad por miedo a que no encaje luego en la realidad imaginativa que resalta el hecho de que uno puede darle la forma y el fondo que desee. Se vive ese sueño como sueño y no queremos despertar.

En un mundo que tiende a la desilusión y al desamor, el amor platónico crea una ilusión y ha sido inspiración de poetas y artistas a lo largo de todos los tiempos. Además de dar rienda suelta a la imaginación y potenciar la creatividad en la expresión, tanto en las artes como en la literatura y en concreto en la poesía. Se potencia la creatividad de imágenes, escenas y sentimientos nobles.

Cuando se trata de amar, es bonito que exista el amor platónico para saber qué se desea en el amor y puede ser muy bueno para luego poder amar de verdad, ya habiéndose conocido uno mismo en la fantasía y en el deseo. En esta fantasía se revuelven los pensamientos unidos a la emoción del amor, y por tanto es un buen camino de conocimiento de uno mismo en este plano. Aunque también como mito idealizado, nos puede llevar a la frustración misma.

En un medio social que tiende a la información de sucesos negativos del mundo, tener una ilusión por el amor tranquiliza y relaja la mente y el espíritu de las personas. Además estamos en el camino de la visualización para luego poder hacer realidad los sueños. Muchos vivimos en el mundo de los sueños.

El amar de una manera platónica por lo general se asocia a:

  • Cierta frustración que va unida al mismo tiempo a la esperanza de encontrar a la persona amada en la realidad a través de la fantasía y en la imaginación.
  • Se manifiesta como una necesidad de tener lo ideal sin que sea real.
  • También se manifiesta como una frustración de una realidad no consumada.

¿Cómo es un amor platónico?

  • Es un amor en el que la ilusión es al alimento que mantiene siempre encendido el deseo y la esperanza.
  • Son amores que no son impulsivos.
  • Es un tipo de amor que concede más importancia a lo espiritual, emocional e intelectual que a lo físico o sensual.
  • Es un amor en el que hay mucha intimidad en el sentido que la persona lo vive dentro de sí mismo.
  • Muchas veces duele en la ausencia pasajera, es decir, invocamos y creamos nuestros sueños por ciertos hechos... por ejemplo, me enamoro de la actriz de la telenovela y el día que no la puedo ver... duele.

Platón sostenía que el verdadero amor es el amor a la sabiduría, al conocimiento, por lo tanto el amor platónico no es el amor al ideal de una persona sino el amor a conocerla y por saber de ella.

Mientras que la belleza del cuerpo sostenía, no se halla en el cuerpo mismo sino que es la imagen o reflejo de la belleza espiritual, por lo que el alma humana debería aspirar a conocer y amar esa belleza esencial.

Estadísticamente hablando, los hombres son más propicios a tener amores platónicos que las mujeres, esto se debe a que la mujer es más abierta a la hora de expresar sus sentimiento; el hombre en cambio los expresa a través de idealizaciones y fantasías que basándose en la realidad.

¿Tener un amor platónico, es bueno?

¿Cuantas personas no han tenido un amor platónico en alguna etapa de su vida?, casi todo el mundo pasa por un periodo en el que crea fantasías y se apoya en ellas durante un tiempo lo cual hasta cierto punto es saludable, lo peligroso viene cuando la persona se queda estancada en esos mitos o amores platónicos.

Como todas las cosas, nada es bueno ni malo.

Recordemos:

  • Un amor platónico nos puede ayudar para conocernos más a nosotros mismos.
  • En una forma de vida como la que llevamos hoy: consumista y donde la apariencia externa es fundamental para sobrevivir y salir adelante. El culto al cuerpo. Por eso mismo vemos constantemente la búsqueda del amor.
  • El contar con un amor platónico en cierta forma te ubica en el camino de la visualización para luego poder hacer realidad los sueños
En fin… viva el amor, aunque sea platónico, ja ja.

Con amor, 4s

El amor


Amor...

Cualquiera que sea la pregunta... la respuesta es el amor.

Cualquiera que sea el problema... la respuesta es el amor.

Cualquiera que sea la enfermedad... la respuesta es el amor.

Cualquiera que sea el dolor... la respuesta es el amor.

Cualquiera que sea el miedo... la respuesta es el amor.

El amor siempre es la respuesta porque el amor es todo lo que existe. El amor eres tú porque el amor vive en ti.

Con amor... 4s

martes, 21 de septiembre de 2010

Amor platónico

De todos los dioses el amor es
el más amigo de los hombres
y su mejor médico, pues sólo
él es capaz de curarles de su
mayor mal que no es otro sino
la pérdida de su naturaleza
originaria.

Platón

Lo que se piensa o cree sobre lo que es el amor platónico es prácticamente diferente a lo que Platón escribió sobre el amor.

Estaba Platón, y algunos de sus amigos, cenando y discutiendo sobre el amor y la amistad. Aristófanes, uno de los comensales, habló entonces del origen del amor entre dos personas y contó el mito del andrógino:

En un principio los seres humanos estaban formados de dos partes, una masculina y otra femenina. Eran seres arrogantes y vanidosos, pues eran perfectos. Cegados por su soberbia decidieron escalar al Monte Olimpo -lugar destinado a los dioses- con la idea de alcanzar la gloria divina, de la que ellos se creían merecedores.

Al conocer Zeus y los demás dioses sus planes los castigaron, separando sus cuerpos y borrando sus mentes para que no encontraran a su par. La separación fue terrible: Zeus usó rayos como instrumento para lograrlo. Adoloridos, tristes y vacíos, los seres humanos (como ahora los conocemos), perdieron la cordura y buscaron a su pareja desesperadamente, pero como no recordaban a su otra mitad la pesquisa se hizo casi imposible. Desde entonces, los seres humanos están condenados a buscar y a encontrar a su otra mitad. Así nació el amor de pareja


Empédocles fue el primer filósofo que utilizó la idea del amor en un sentido cósmico-metafísico, al considerar al amor y a la lucha como principios de unión y separación respectivamente de los elementos que conforman el universo. Pero la noción de amor no alcanzaría una dimensión central y compleja hasta Platón... Ya que el comparó al amor con una forma de caza, con la locura, con un dios poderoso... y también lo clasificó: el amor del cuerpo, el del alma y también una combinación de ambos.

Hay también un amor bueno y legítimo, y otro malo e ilegítimo, que en realidad no sería verdadero amor. Pero Platón no se refiere al amor del cuerpo por el cuerpo cuando habla de amor "malo o ilegítimo". Se refiere a un amor que no está iluminado por el amor del alma (no tiene en cuenta la irradiación que sobre el cuerpo que producen las ideas). El cuerpo debe amar, aunque debe hacerlo por el amor del alma. De esta forma el cuerpo puede ser aquello en lo cual brilla un alma bella y buena. Sólo el amante puede descubrir esa belleza "invisible".

Para Platón el amor es siempre amor a “algo”, pero la relación con este “algo” es una oscilación entre el poseer y el no poseer. El amante no posee lo que ama (porque entonces no sería amor) pero tampoco se encuentra totalmente desposeído (tampoco amaría en ese caso). Porque la belleza, justamente, depende de la aspiración del amante hacia lo amado.

En último término, los amores a objetos particulares (lo cual incluye seres humanos) no pueden ser más que participaciones del amor respecto de la “Belleza Absoluta”, que es la idea de lo bello en sí. De esta manera, tras la contemplación del amor puro y verdadero es que el alma asciende a la contemplación de lo ideal y eterno

El amor al conocimiento, a la sabiduría y a la belleza es lo que Platón dice que está en el origen del amor, fuera de toda realidad pasional. El amor se encuentra al tener una visión "parecida" a la que tuvimos como almas en donde apreciábamos fundamentalmente la belleza contemplando las "Ideas". Y esa luz sobre la belleza se arroja de repente a través de la vista volviéndola a encontrar en el cuerpo de la persona a que se comienza a amar.

Define al amor como un profundo conocimiento de la otra persona después de la visión "alada" que nos hace "recordar" la persona a la que comenzamos a amar. (Es de mencionar que Platón lo hizo ver que es un amor entre hombres que se trasmiten conocimiento, amor homosexual, ya que la mujer en ese entonces era vista como sujeto pasional de los deseos más eróticos y también como madre). Por tanto el amor según Platón se produce entre los hombres después de haber llegado a una plenitud en la comunicación sobre conocimiento y filosofía, acercamiento que se produce después de la visión de ese alma.

En sus Diálogos Sócrates le dice al joven Lisis: "El amor es desear que la persona amada sea lo más feliz posible" dice también "lo semejante es amigo de lo semejante". Esta idea abre una polémica sobre la búsqueda de lo semejante a la hora de ser atraídos por una persona, cuando muchas otras escuelas precisamente sostienen el equilibrio con lo totalmente contrario.

Una afirmación fundamental del amor en Platón es la siguiente:

"El amor es una forma de necesidad que tiene una meta y su relación con esta meta es de deseo, de exigencia. El amor anhela siempre lo bello y lo bueno y, por tanto, no es ninguno de éstos sino algo intermedio entre lo bello y lo bueno.”

El amor, dice, no puede ser considerado un dios, porque si fuera un dios no amaría, puesto que en un ser perfecto es imposible que haya anhelo, deseo o pasión. Por lo mismo, el Amor es un ser entre mortal e inmortal, es decir, un espíritu". "La meta real del amor es la belleza”, la cual, según Platón no es diferente del bien. Esto significa que el amor busca la felicidad, es decir, la posesión del bien, al cual tiende todo el género humano.

Según el filósofo griego existe una vía ascendente para conocer el verdadero amor, para llegar a la contemplación de lo bello en sí. Se trata de un ascenso erótico que contempla los siguientes grados:

1. El amor a la belleza corporal que posee dos momentos: el amor a un cuerpo bello determinado y el amor a la belleza corpórea en general.

2. El amor a la belleza de las almas, es decir, a la belleza moral que se manifiesta en los quehaceres y en las reglas de conducta de los hombres.

3. El amor a los conocimientos, el cual trasciende la servidumbre de los seres concretos.

4. El amor a lo bello en sí, el cual es el nivel supremo de amor y que se nos revela de súbito, cuando hemos recorrido correctamente los senderos anteriores en todas sus etapas.

Esta meta del amor es la idea misma de lo bello en todo su esplendor. La belleza es eterna, increada, imperecedera, estable, porque es eternamente idéntica a sí misma. De esta belleza en sí, además, participan todas las cosas bellas.

La otra exposición importante acerca del amor, Platón la realiza en el diálogo el Fedro, en él habla de la palinodia:

¿En qué consiste esta palinodia? Se trata del mito platónico del viaje del alma que arrojará luz no sólo sobre la verdadera naturaleza del Eros, sino también sobre el alma y las ideas eternas, principios indispensables para comprender la naturaleza del Amor.

Según enseña Sócrates el amor es primordialmente una especie de locura -manía- que proviene de los dioses, vale decir, divina. Es una manía porque es una emoción irracional, aunque alcanza su más alta expresión sólo cuando se une a las claridades de la razón, por ejemplo, en el amor filosófico de la verdad y de la belleza.

Más aún, el Eros es el origen psicológico de la búsqueda del filósofo, puesto que el punto de partida del movimiento y la fuente principal de la acción residen en el alma.

Platón representa míticamente el alma como un auriga que dirige un carro alado, formado por dos caballos, uno dócil y el otro obstinado. Cuando acaece la muerte, el alma se eleva hasta el borde del firmamento y contempla las ideas eternas que están por encima. Sin embargo, el hacinamiento de las almas le hace perder sus alas precipitándose otra vez a la tierra. Esta alma que ha visto las ideas con máxima claridad se convierte en filósofa o en amante de la belleza, en un ser inspirado, pero no con la inspiración del artista, que está en un nivel más bajo, sino con la inspiración del hombre culto, del sapiente en el arte de la vida.

Desde la perspectiva platónica, cuando en la vida captamos visualmente el brillante esplendor de la belleza, rememoramos la idea de la belleza que vimos con los ojos de alma en el mundo celeste; sin embargo, no podemos hacer la misma percepción de la sabiduría ni de otras realidades dignas de nuestro amor. Sólo la belleza se muestra refulgente en la medida en que es captada por la vista que, según Platón, es el más agudo de nuestros sentidos y por esto mismo es la más amada por todos.

Ahora bien, aquel que no está recién iniciado o bien ha sido corrompido no puede dirigirse desde la belleza sensible a la inteligible. Su mirada queda atrapada por aquella forma imperfecta de belleza, entregándose al placer. Pero el recién iniciado que ha contemplado ampliamente las cosas del mundo superior, al ver un rostro divino, una bella imitación de la belleza o un cuerpo de hermoso aspecto trata de venerarlo como un dios. Tras esto vuelven a salirle alas en todo el territorio de su alma, retornando a ese estado anterior en que poseía alas en su totalidad. Entonces, el alma halla descanso en la contemplación del amado, recogiendo el dulce placer de ese momento de unión. El iniciado ya no querrá separarse de su amado porque para él éste es su tesoro más precioso, una maravilla que le hace olvidar todo hasta el punto de estar dispuesto a convertirse en esclavo con tal que se le deje junto a su amado. Y este es el estado que los hombres llaman amor

En síntesis, tanto en el Fedro como en el Banquete -a pesar de sus desarrollos diferentes- se encuentran los tres tipos de amantes:

*El más bajo de ellos corresponde a quienes están poseídos por la pasión meramente física y egoísta.

*Un poco más arriba está el amante moderado que al no ser un filósofo verdadero termina complaciendo su impulso sexual, aun cuando lo maneja racionalmente. Y ello debido a que su autocontrol es defectuoso. Se trata, en verdad, de un estado intermedio y que es positivo en la medida que prepara para la vida filosófica.

*En la cima de esta escala de amantes se halla el auténtico filósofo, quien está más allá de toda servidumbre a lo sexual. Aquí los amantes pertenecen al mismo sexo y su meta no es otra que la inspiración recíproca en la investigación de la verdad y del bien. Y aunque este amor tiene un fundamento en el instinto sexual, los amantes han tenido la fuerza y la sabiduría para sublimarlo en una pasión por el estudio en común. Éste es, también, el verdadero significado del "amor platónico" del que tan imprecisamente se habla.

Como podemos ver, lo que se piensa o cree sobre lo que es el amor platónico es prácticamente diferente a lo que Platón escribió sobre el amor.

Continuará...

Con amor, 4s

lunes, 20 de septiembre de 2010

Involúcrate

Tienes una actitud participativa… explora y ponla en acción.

Quedarte de brazos cruzados y observar puede ser fácil y placentero. Involucrarse y participar, es mejor aún.

Es tanto lo que tienes para ofrecer. Son tantos los maravillosos dones que tienes para entregar.

Entreteje y dale forma a la tela de tu vida desde tu propia perspectiva, única y especial. Conviértete en parte activa de tu mundo y todo tendrá más sentido. Sé siempre útil, brinda tu mano, tu ayuda, tu sonrisa.

Levántate, sal, ponte en marcha e involúcrate. Cada día, de todas las maneras posibles, existen oportunidades para que marques una diferencia con tu estilo único y particular.

A veces uno dice que no sabe cómo… intenta con una labor social, asiste a un asilo, a un hospital, ayuda al que veas necesitado…

Dale verdadero sentido a tu vida participando a pleno de ella. Dale verdadero valor a tu mundo ofrendando el valor que yace dentro de ti.

Cuida de tu ambiente, de tu alrededor, de tu persona…

No te quedes ahí sentado, tan sólo mirando cómo transcurre la vida. Conviértete en parte vital y positiva de ella, y harás que sea maravillosa.

Siembra semillas que germinaran y verás como de una actitud pasiva te conviertes en alguien positivo.

Con amor, 4s

EL LOCO


En un pueblo rodeado de cerros habitaba un loco, la gente del pueblo le llamaba así: "EL LOCO", ¿y por qué le llamaban así?, ¿Qué acaso hacia cosas disparatadas, cosas raras, cosas diferentes a lo que hacen la mayoría de las personas, al menos en ese pueblo?

La gente al verlo pasar se reía y se burlaba de él, humildemente vestido, sin posesiones, sin una casa que se dijera de su propiedad, sin una esposa ni unos hijos; **un desdichado**, pensaba la gente, alguien que no beneficiaba a la sociedad, **un inútil** comentaban otros.

Más he aquí que este viejo ocupaba su vida sembrando árboles en todas partes donde pudiera, sembraba semillas de las cuales nunca vería ni las flores ni el fruto, y nadie le pagaba por ello y nadie se lo agradecía, nadie lo alentaba, por el contrario, era objeto de burla ante los demás.

Y así pasaba su vida, poniendo semillas, plantando arbolitos ante la burla de los demás. Y he aquí que ese ser era un gran Espíritu de Luz, que poniendo la muestra de cómo se deben hacer las cosas, sembrando, siempre sembrando sin esperar a ver el fruto, sin esperar a saborearlo.

Y sucedió que un día cabalgaba por esos rumbos el Sultán de aquellos lugares, rodeado de su escolta y observaba lo que sucedía verdaderamente en su reino, para no escucharlo a través de la boca de sus ministros.

Al pasar por aquel lugar y al encontrarse al Loco le preguntó:

- ¿Qué haces, buen hombre?

Y el viejo le respondió:
- Sembrando Señor, sembrando.

Nuevamente inquirió el Sultán:
- Pero, ¿cómo es que siembras?. Estás viejo y cansado, y seguramente no verás siquiera el árbol cuando crezca. ¿Para qué siembras entonces?

A lo que el viejo contesto:
- Señor, otros sembraron y he comido, es tiempo de que yo siembre para que otros coman.

El Sultán quedo admirado de la sabiduría de aquel hombre al que llamaban LOCO, y nuevamente le preguntó:
- Pero no verás los frutos, y aun sabiendo eso continúas sembrando... Por ello te regalaré unas monedas de oro, por esa gran lección que me has dado.

El Sultán llamó a uno de sus guardias para que trajese una pequeña bolsa con monedas de oro y las entregó al sembrador.

El sembrador respondió:
- Ves, Señor, como ya mi semilla ha dado fruto, aún no la acaba de sembrar y ya me está dando frutos, y aún más, si alguna persona se volviera loca como yo y se dedicara solamente a sembrar sin esperar los frutos sería el más maravilloso de todos los frutos que yo hubiera obtenido, porque siempre esperamos algo a cambio de lo que hacemos, porque siempre queremos que se nos devuelva igual que lo que hacemos. Esto, desde luego, sólo cuando consideramos que hacemos bien, y olvidándonos de lo malo que hacemos.

El Sultán le miró asombrado y le dijo:

- ¡Cuánta sabiduría y cuánto amor hay en ti!, ojalá hubiera más como tú en este mundo, con unos cuantos que hubiese, el mundo sería otro; más nuestros ojos tapados con unos velos propios de la humanidad, nos impiden ver la grandeza de seres como tú. Ahora me retiraré porque, si sigo conversando contigo, terminaré por darte todos mis tesoros, aunque sé que los emplearlas bien, tal vez mejor que yo. ¡Qué Alá te Bendiga!

Con amor… 4s