viernes, 30 de marzo de 2012

HOY TOCA!!!!





Cruel
Doñ Jodoncia le dijo a su marido: Me veo fea, gorda y vieja. Necesito algún cumplido sincero. Le dice Don Fregoncio: Tienes un excelente sentido de la realidad

Suegras
En la funeraria...
¿Qué quiere que le hagamos a su suegra? ¿Incinerarla o enterrarla?
¡Las dos cosas! ¡No corramos riesgos!

Pepito
La maestra dice:
A ver niños, si yo digo "Estoy buscando marido", ¿En qué tiempo estoy hablando?

Se para Pepito y le dice:
Tiempo perdido, maestra.

Abogados
Preguntas reales realizadas por abogados a testigos.



- Y bien, doctor, ¿no es cierto que cuando una persona muere durante el sueño, no se entera hasta la mañana siguiente?




- El hijo más joven, el de veinte años, ¿qué edad tiene?




- ¿Estaba usted presente cuando se tomó su foto?




- ¿Estaba usted solo o era el único?




- ¿Fue usted o su hermano menor quien murió en la guerra?




- ¿Él le mató a usted?




- ¿A qué distancia uno del otro estaban los vehículos en el momento de la colisión?




- Usted estuvo allí hasta que se marchó, ¿no es cierto?




- ¿Cuántas veces ha cometido usted suicidio?




- ¿De modo que la fecha de la concepción del bebé fue el 8 de agosto?

- Sí.

- ¿Y qué estaba usted haciendo en ese momento?




- Ella tuvo tres hijos, ¿cierto?

- Sí.

- ¿Cuántos fueron varones?

- Ninguno.

-¿Hubo alguna mujer?




- ¿Dice usted que las escaleras bajaban al sótano?

- Sí.

- ¿Y esas escaleras también subían?




- Sr. X, ¿usted fue a una luna de miel bastante rebuscada, ¿no es cierto?

- Fui a Europa, señor.

- ¿Y llevó a su nueva esposa?




- ¿Cómo terminó su primer matrimonio?

- Por muerte.

- ¿Y por la muerte de quién terminó?




- ¿Puede usted describir al individuo?

- Era de talla mediana y tenía barba.

- ¿Era hombre o mujer?




- Doctor, ¿cuántas autopsias ha realizado usted sobre personas fallecidas?

- Todas mis autopsias las realicé sobre personas fallecidas.




- Cada una de sus respuestas ha de ser oral, ¿de acuerdo? ¿a qué escuela fue usted?

- Oral.



- ¿Recuerda usted la hora en la que examinó el cadáver?

- La autopsia comenzó alrededor de las 8:30 p.m.

- ¿Y el Sr. X estaba muerto en ese momento?

- No, estaba sentado en la mesa preguntándose por qué estaba yo haciendo una autopsia.




- ¿Está usted cualificado para proporcionar una muestra de orina?

- Lo he estado desde mi más tierna infancia.




- Doctor, antes de realizar la autopsia, ¿verificó si había pulso?

- No.

- ¿Verificó la presión sanguínea?

- No.

- Entonces, ¿es posible que el paciente estuviera vivo cuando usted comenzó la autopsia?

- No.

- ¿Cómo puede estar usted tan seguro, doctor?

- Porque su cerebro estaba sobre mi mesa, en un tarro.

- Pero, ¿podría, no obstante, haber estado aún vivo el paciente?

- Es posible que hubiera estado vivo y ejerciendo de abogado en alguna parte.

Marinos
Un muchacho quiso entrar a la marina y le tomaron un examen: 
¿Cuántas anclas tiene un barco? 
Esteeee, mmmm, ¡Once! 
¿Qué? ¿Cómo que once? 
¡Claro! ¿No ve que siempre dicen: Eleven anclas? 



Suegras
Este es un hombre que viene lleno de heridas, arañazos y magulladuras. En eso que se encuentra a un amigo, el cual le pregunta:
¿Qué te ha pasado?
Nada, que vengo de enterrar a mi suegra.
¿Y por eso vas lleno de heridas?, le pregunta el amigo asombrado.
A lo que el hombre responde:
¡Es que no se dejaba!

Feministas
1 Acto: Un hombre limpiando

2 Acto: Un hombre planchando 

3 Acto: Un hombre ordenando

¿Cómo se llamó la obra?

Misión imposible

Papá, Papá
¡Papá, papá, el huracán se llevó tu carro!

Imposible hijo, yo tengo las llaves.


Genios
Una señora con diez años de matrimonio ve una lámpara vieja de su marido.
La frota por casualidad y sale un genio. El genio le dice:
Te concederé 3 deseos, pero cualquier cosa que me pidas, a tu marido le daré 100 veces más.
La señora piensa un momento y dice: 

-       Deseo ser increíblemente bella.
Concedido pero tu marido es 100 veces más atractivo.

-       Deseo ser multimillonaria.
El genio dice: Ya, pero tu marido es 100 veces más rico. 
Y la señora piensa nuevamente y dice:

-       Quiero tener un infarto tan pequeño que yo no lo sienta. 


Policías
Un hombre va por la carretera conduciendo y de repente lo detiene la policía: Buenos días Señor, lo hemos estado vigilando desde que pasó el último pueblo, y hemos observado que respeta todas las normas, se detiene en todos los semáforos, y conduce correctamente. Tráfico ha puesto un premio al mejor conductor y se lo vamos a dar a usted. 
No, pero si yo no tengo licencia de conducir, dice el conductor. 
A lo que responde su mujer:
No le haga caso, que está bebido. 
Y la suegra comenta: 
No, si ya sabía yo que con un coche robado, no íbamos a llegar muy lejos.


Gallegos
Colección de chistes de Gallegos.



¿Cómo mandan un fax confidencial los Gallegos?
Pues, lo doblan antes de pasarlo por la máquina.



¿Cómo se hace para que un Gallego se ría un domingo?
Le cuentas un chiste el martes.



¿Por qué los Gallegos se emocionan cuando terminan un rompecabezas de 12 piezas en 6 meses? Porque en la caja dice: "desde 2 años".



¿Por qué los Gallegos se ríen con los relámpagos?
Porque creen que los están fotografiando.



¿Por qué los Gallegos no pueden marcar el 911?
Porque no encuentran el 11 en el teléfono.



¿Cómo mantienes a un Gallego moviéndose todo el día?
Lo metes en un cuarto redondo y le dices que se siente en la esquina.



¿Por qué a los Gallegos no les da sida?
Porque Dios no castiga 2 veces.



¿Qué significa un esqueleto en un closet?
Es un Gallego jugando a las escondidas.



¿Por qué los Gallegos construyen sus casas redondas?
Pues, para que los perros no hagan pipi en las esquinas.



¿Por qué los Gallegos se sientan último en el cine?
Porque el que ríe al último ríe mejor.



¿Qué hace un Gallego con una escalera en medio del mar?
Sube la marea.



¿Por qué los Gallegos no beben leche fría?
Porque la vaca no cabe en la nevera.



¿Cómo reconoces a un Gallego en un salón de clases?
Porque es el único que cuando la maestra borra el pizarrón el Gallego borra la hoja.



¿Qué hace un Gallego con los ojos cerrados frente a un espejo?
Está viendo como se duerme.



¿Cuántos Gallegos se necesitan para poner un foco?
5, uno se sube en la mesa, y los otros 4, le dan vueltas. 

¿Por qué los Gallegos van por la calle en tractor disfrazados de vampiros?
Para sembrar el pánico.



¿Por qué dejaron de pasar los anuncios de Marlboro?
Porque los Gallegos compraban los caballos en ves de los cigarrillos.


Actos
Primer acto: Una cuerda acostada en un sillón 

Segundo acto: Una cuerda acostada en un sofá

Tercer acto: Una cuerda acostada en una cama

¿Cómo se llama la obra? 

La cuerda floja. 


Con amor... recuerda.. hoy es viernes... HOY TOCA!!!!!

4s 

viernes, 23 de marzo de 2012

Hoy Toca!!!!




De Gallegos
¡Papá, papá, el huracán se llevó tu carro!
Imposible hijo, yo tengo las llaves.


Feministas
1 escena: Un hombre limpiando

2 escena: Un hombre planchando 

3 escena: Un hombre ordenando

¿Cómo se llama la película?

Misión imposible

Marinos
Un muchacho quiso entrar a la marina y le tomaron un examen:
¿Cuántas anclas tiene un barco? 

Esteeee, mmmm, ¡Once! 

¿Qué? ¿Cómo que once? 

¡Claro! ¿No ve que siempre dicen: Eleven anclas?

Abogados
Preguntas reales realizadas por abogados a testigos.



-Y bien, doctor, ¿no es cierto que cuando una persona muere durante el sueño, no se entera hasta la mañana siguiente?




- El hijo más joven, el de veinte años, ¿qué edad tiene?




- ¿Estaba usted presente cuando se tomó su foto?




- ¿Estaba usted solo o era el único?




-¿Fue usted o su hermano menor quien murió en la guerra?




-¿Él le mató a usted?




-¿A qué distancia uno del otro estaban los vehículos en el momento de la colisión?




-Usted estuvo allí hasta que se marchó, ¿no es cierto?




-¿Cuántas veces ha cometido usted suicidio?




- ¿De modo que la fecha de la concepción del bebé fue el 8 de agosto?
-Sí.
-¿Y qué estaba usted haciendo en ese momento?




- Ella tuvo tres hijos, ¿cierto?
-Sí.
-¿Cuántos fueron varones?
-Ninguno.
-¿Hubo alguna mujer?




- ¿Dice usted que las escaleras bajaban al sótano?
-Sí.
-¿Y esas escaleras también subían?




- ¿Sr. usted fue a una luna de miel bastante rebuscada, ¿no es cierto?
-Fui a Europa, señor.
-¿Y llevó a su nueva esposa?




- ¿Cómo terminó su primer matrimonio?
-Por muerte.
-¿Y por la muerte de quién terminó?




- ¿Puede usted describir al individuo?
-Era de talla mediana y tenía barba.
-¿Era hombre o mujer?




- Doctor, ¿cuántas autopsias ha realizado usted sobre personas fallecidas?
-Todas mis autopsias las realicé sobre personas fallecidas.




- Cada una de sus respuestas ha de ser oral, ¿de acuerdo? ¿a qué escuela fue usted?
-Oral.



- ¿Recuerda usted la hora en la que examinó el cadáver?
-La autopsia comenzó alrededor de las 8:30 p.m.
-¿Y el Sr. Pérez estaba muerto en ese momento?
-No, estaba sentado en la mesa preguntándose por qué estaba yo haciendo una autopsia.




- ¿Está usted cualificado para proporcionar una muestra de orina?
-Lo he estado desde mi más tierna infancia.




- Doctor, antes de realizar la autopsia, ¿verificó si había pulso?
-No.
-¿Verificó la presión sanguínea?
-No.
-Entonces, ¿es posible que el paciente estuviera vivo cuando usted comenzó la autopsia?
-No.
-¿Cómo puede estar usted tan seguro, doctor?
-Porque su cerebro estaba sobre mi mesa, en un tarro.
-Pero, ¿podría, no obstante, haber estado aún vivo el paciente?
-Es posible que hubiera estado vivo y ejerciendo de abogado en alguna parte.
Suegras
Este es un hombre que viene lleno de heridas, arañazos y magulladuras. En eso que se encuentra a un amigo, el cual le pregunta:
¿Qué te ha pasado?
Nada, que vengo de enterrar a mi suegra.
¿Y por eso vas lleno de heridas?, le pregunta el amigo asombrado.
A lo que el hombre responde:
¡Es que no se dejaba! 

Infiel
"Eres mejor en la cama que mi esposa". Así le dijo lord Raleigh a Gwendolyn, la joven mucama de la finca, tras de yogar con ella. "Quizá tenga usted razón, milord -contestó ella-. Lo mismo me han dicho el mayordomo, el cocinero, el valet, el jardinero, el encargado de las perreras, el carpintero, el caballerango y el chofer"

Cristo
Por segunda vez Nuestro Señor Jesucristo bajó a la Tierra. Quería ver cómo iban las cosas por acá. Sintió sed, y entró en un bar grill muy elegante. Solicitó el menú, y después de leerlo le pidió al camarero que le trajera un vaso de agua. Cuando lo tuvo enfrente puso su mano sobre él. Ante el asombro del mesero el agua se convirtió al punto en vino. "¿Qué hace usted?" -le preguntó lleno de asombro. Respondió Jesús: "Hijo: si crees que voy a pagar por un vaso de vino lo que ustedes cobran, estás muy equivocado"

Genios
Una señora con diez años de matrimonio ve una lámpara vieja de su marido.
La frota por casualidad y sale un genio. El genio le dice:
Te concederé 3 deseos, pero cualquier cosa que me pidas, a tu marido le daré 100 veces más.
La señora piensa un momento y dice: 
Deseo ser increíblemente bella.
Concedido pero tu marido es 100 veces más atractivo.
Deseo ser multimillonaria.
El genio dice: Ya, pero tu marido es 100 veces más rico. 
Y la señora piensa nuevamente y dice:
Quiero tener un infarto tan pequeño que yo no lo sienta.

Realidad
Aquél era un vuelo transoceánico. En la cabina del jet las luces se habían apagado, y los pasajeros dormían ya. No todos. Una bella pasajera y un miembro de la tripulación habían intercambiado miradas sugestivas al comenzar el viaje, y ambos aguardaban el momento de hacer que las miradas se convirtieran en algo más palpable y placentero. El tripulante se acercó a la pasajera, que iba sola en una fila de tres asientos, y en voz baja le propuso llevar ahí a la práctica aquel mutuo deseo. Ella, usando el mismo tono, manifestó un temor: alguien podía estar despierto, y darse cuenta de aquella refocilación. El tripulante, que ardía en deseos de consumar su erótico deseo, le dijo bajando más la voz que había recorrido la cabina, y que todos los pasajeros dormían profundamente. A fin de probar si era verdad aquello, la mujer se puso en pie y preguntó en voz alta: "¿Alguien tiene un pañuelo?" Nadie contestó. Así tranquilizada, la mujer accedió entonces a consumar aquel lúbrico trance, el cual se llevó a cabo sin sobresalto alguno. Llegó el avión a su destino, y el piloto salió a despedir a los pasajeros. Vio a un ancianito que tiritaba. Le preguntó, extrañado: "¿Por qué tiembla usted así, señor?" Respondió el viejecito dando diente con diente: "Tuve un frío tremendo toda la noche". Vuelve a inquirir el piloto: "¿Por qué no le pidió una manta al encargado?" "¡Ah no! -exclamó con alarma el ancianito-. A una mujer que pidió un pañuelo ese tipo se la tiró en su asiento. ¡Imagine lo que me habría hecho a mí si le pido una manta!"

Compadres
"Compadre: si le hiciera yo el amor a su esposa, ¿eso nos haría estar emparentados?" Tan insólita pregunta le hizo un tipo a otro. Respondió el interrogado: "No sé, compadre. Pero de una cosa estoy seguro: nos haría estar empatados"

Padres
Un sacerdote católico y un rabino judío asistieron a una convención de ministros religiosos. Le dijo el rabino al sacerdote: "Jamás en mi vida he comido jamón". Le confió el sacerdote al rabino: "Jamás en mi vida he yacido con mujer". Después de hablar de ese vacío en sus respectivas existencias decidieron llenarlo: aprovechando que ahí nadie los conocía el rabino comería jamón, y el cura conocería mujer. Al día siguiente se reunieron a intercambiar sus experiencias. Manifestó el rabino: "Comí jamón". Confesó el sacerdote: "Estuve con mujer". Tras una pausa declara el rabino: "Es mejor que comer jamón, ¿verdad?


Cínico
Aquella noche doña Frigidia se negó al débito conyugal. Siempre se negaba, pero en esa ocasión rechazó las caricias de don Frustracio, su marido, con particular vehemencia. Le dijo: "Para ti el sexo es diversión; para mí es trabajo". "¡Magnífico! -se alegró él-. ¡Entonces ordénale a la muchacha que venga a hacer el trabajo por ti.

Abusado
"Soy masoquista -le contó un tipo a otro-. Me gusta que las mujeres me insulten y golpeen en el curso del acto del amor". Comenta el otro: "Debe salirte muy cara esa afición sexual". "Ni tanto -replica el masoquista-. Voy a una casa de mala nota y contrato a una sexoservidora. En medio de la acción le digo de repente que no traigo dinero, y que no le voy a pagar. Luego me dedico a disfrutar gratuitamente mi masoquismo".

Verdad
Doña Jodoncia leía un libro. Le comenta a su esposo, don Martiriano: "Las estadísticas muestran que la vida de los hombres casados es más larga que la de los solteros". "Dura lo mismo -se atrevió a opinar don Martiriano-. Lo que pasa es que a los casados se nos hace más larga

HOY TOCA!!!

Con amor, 4s

viernes, 16 de marzo de 2012

HOY TOCA!!!!




Actos
Primer acto: Juan Díaz cae del noveno piso.
Segundo acto: Pedro Díaz cae del noveno piso.
Tercer acto: Roberto Díaz cae del noveno piso.
¿Cómo se llama la obra?
Los Díaz pasan volando

Confesiones
Un amigo le confiesa a otro… Mi mujer es una fiera en la cama" –Porqué le pregunta? "No me deja ni que me le acerque"...

Pepito
El profesor le entrega a Pepito una pata de pájaro y le dice:
Viendo esta extremidad, dígame la familia, el género y la especie del animal, así como sus costumbres migratorias y el número de crías por nidada.
Pero, ¿Cómo le voy a decir todo eso con una sola pata?
¡Está usted suspendido!... dígame su nombre y apellido.
Pepito se quita un zapato, le enseña el pie desnudo al profesor y le dice: viendo mi extremidad…
Adivine..

De Padrecitos:
La viejita que al ir a confesarse decía al sacerdote: "Me acuso, Padre, de que levanto falsos que luego salen ciertos.


De Esposos:
En su lecho de agonía el señor le dijo a su mujer: "De los 10 hijos que tenemos pienso que el menor no es mío. Dime la verdad, para poder morir en paz". "Es hijo tuyo -respondió la esposa-. Lo juro ante Dios". El señor, entonces, cumplió su ofrecimiento y murió en paz. Y dice la señora para sí: "Menos mal que no preguntó por los otros nueve

Viajero:
Llegó un individuo a una casa de asignación y le pidió a la dueña del establecimiento que le trajera a una de sus pupilas. "Pero quiero una -precisó- que durante el trance no sólo no se mueva nada, sino que en ese momento se lime las uñas, tararee una canción, y diga que el techo necesita pintura". "Notable pedimento el suyo, caballero -dijo la madama-. ¿Acaso tiene usted alguna rara fantasía sexual?" "Ninguna -replicó el individuo-. Pero llevo ya dos semanas fuera de mi casa, y extraño a mi mujer

Reflexión
Reflexionaba el sujeto que acaba de contratar los servicios de una servidora social… "en un gran negocio… Tiene la mercancía... Vende la mercancía... ¡Y sigue teniendo la mercancía.

Pretexto:
El señor estaba en su tienda cuando llegó uno de sus hijos. "¡Hola, viejo! -le dice alegremente-. Pasaba casualmente por aquí, y vine a ver cómo estás". "Te lo agradezco mucho, hijo -responde el señor-, pero llegaste tarde". "¿Por qué?" -se sorprende el muchacho. Responde el padre: "Tu mamá y tu hermana pasaban por aquí, casualmente, igual que tú. También ellas vinieron a ver cómo estaba yo. Y ya se llevaron todo el dinero que había en la caja.

Pepito
El padre de Pepito le dice muy enojado a su crío, que le acababa de mostrar sus calificaciones, malas como siempre: "¡Nunca me has dado una satisfacción!" "Cómo no, papá -replica el niño-. ¿Y luego la que tuviste nueve meses antes de que naciera yo?

En el bar
Un tipo lloraba en el bar… le preguntan el cantinero que le pasaba?  Pues llegué a mi casa a las dos de la mañana… mi encuentro con mi esposa vestida sólo con un vaporoso negligé… medias negras de encaje; liguero color rojo pasión; brassiére de media copa, zapatos altos de tacón aguja... Y luego… que sucedió? Por eso lloras? No, dice él… es que ella también iba llegando

Amantes
Dos amigos van por la calle, cuando de repente uno de ellos se para y exclama:
¡Cielos! ¡Mi mujer y mi amante vienen charlando juntas hacia aquí!
Su amigo le mira con cara de estupefacción y le dice:
¡Caramba! ¡Yo iba a decir lo mismo!

Tierno
¿Por qué esta triste el cuaderno de matemáticas?
-Porque tiene muchos problemas.

Inocencia
Le llegó a doña Anselma, señora campesina, la hora de dar a luz, y estaba sola en la casa, sin otra compañía que la de su hijo de 5 años. Le ordenó que fuera a la carrera al pueblo a traer al médico. Cuando llegaron de regreso se había hecho de noche, y no había luz eléctrica en la casa. El doctor tuvo que pedirle al niño que sostuviera la lámpara de gas mientras él auxiliaba a la señora. Nació la criatura, y el médico le dio la fuerte palmada consabida. "Dele otra, doctor -le dijo el niño-, para que aprenda a ya no meterse ahí"...

Recién casados
La novia quería casarse por la noche; por la mañana el novio. Razonaba él: "De ese modo, si no funciona nuestra relación no habremos echado a perder todo el día". Finalmente se casaron a la hora que ella dijo: ya se sabe que el hombre se resigna al matrimonio con tal de tener sexo, y la mujer se resigna al sexo con tal de tener matrimonio. La noche de las bodas ella se despojó del breve atavío que cubría sus formas y puso a la vista de su ardiente maridito la espléndida visión de su cuerpo hecho de marfil y rosas. Extático, dijo él: "¡Voy a tomarte una foto. Ella le preguntó: "¿Para qué?" Respondió él en amoroso arrebato: "¡Para guardar por siempre la memoria de tu inefable belleza corporal, que la del espíritu, a más de no poderse fijar en papel emulsionado, por el momento no me interesa nada!" Tomó él la foto, y seguidamente se despojó a su vez de sus ropas. Ella manifestó: "También yo voy a tomarte una fotografía". Preguntó él, halagado: "¿Para qué?" Respondió ella: "Para ver si la puedo amplificar". (Nota: Lo que tenía el desposado era apenas tamaño credencial)

Verdades
Estaba una muchacha en un restaurante y llega otra y le dice:
Oye, ¿Sabías tú que tu novio antes fue mi novio?
A lo que la otra le responde:
Bueno chica, él me dijo que había cometido algunas estupideces, pero no me dijo cuáles.

Jefes
Entra el empleado a la oficina de su jefe, y con un aspecto temeroso le dice:
Jefe, necesito hablar con usted.
Pasa hombre, ¿Qué te ocurre?
Usted sabe que llevo más de 15 años en su empresa y nunca he tenido un aumento de sueldo, es hora que me aumente los 300 dólares mensuales que gano desde que me contrató.
Y dime, ¿Cuánto quieres ganar?
Bueno, hice algunos cálculos y considerando el tiempo transcurrido, y el trabajo técnico que desarrollo creo que me correspondería ganar 1.500 dólares por lo menos.
Mira, te voy a pagar 5.000 dólares mensuales, un vehículo a tu cargo, vacaciones pagadas al lugar que tú elijas, y te asignaré una secretaria para que te ayude en tus labores diarias, ¿Qué dice?
¿Me está bromeando?
¡Sí, pero tú empezaste

De Doctor
Aquella señora iba a tener bebé. Le dijo al médico que quería dar a luz en forma natural, pero que sentía gran temor por los dolores del parto. "No se preocupe usted -la tranquilizó el facultativo-. He inventado una máquina por la cual puedo transmitirle al padre de la criatura una parte de los dolores que en el alumbramiento sufre la mamá. Así usted no tendrá que sufrir sola todas las penalidades". La señora se alegró mucho con la noticia de aquel invento peregrino, y de regreso en su casa le habló a su esposo de la máquina inventada por el médico, y le preguntó si estaba dispuesto a compartir con ella los dolores del parto. "Desde luego que sí -respondió él-. Después de todo yo fui quien te puso en esta condición". Llegado el día en que el niño iba a nacer el hombre acompañó a su esposa al hospital, y el doctor lo conectó a la máquina. Ella empezó a sentir los dolores del alumbramiento. "Le pasaré el 10 por ciento del dolor a su marido" -dijo el médico. Y luego le preguntó al esposo si podía aguantar ese dolor. "No siento nada" -respondió él. Dijo el facultativo: "Le pasaré entonces el 20 por ciento de los dolores de su esposa". Y así diciendo movió la perilla de la máquina. "Tampoco ahora siento nada" -manifestó el hombre. "Su señora sí está sintiendo mucho los dolores -declaró el galeno-. Voy a pasarle a usted, entonces, el 50 por ciento del dolor". Y ajustó la perilla a ese porcentaje. "¿Puede aguantar eso?" -le preguntó al esposo. "Perfectamente, doctor -declaró él-. Puedo aguantar eso y más". "¡Caramba! -se asombró el médico-. Tiene usted muy alto el techo del dolor. Como su esposa está sufriendo mucho voy a pasarle entonces a usted el 100 por ciento de los dolores". "Hágalo, doctor -aceptó el tipo. No quiero que mi esposa sufra, y además yo no estoy sintiendo mayor cosa". Se llevó a cabo, pues, el alumbramiento felizmente, sin ningún dolor para la esposa. Al día siguiente la pareja regresó a su hogar. Cuando llegaron vieron gente en la casa de al lado. La vecina estaba hecha un mar de lágrimas. "¿Qué te sucede?" -le preguntó la esposa. Responde la mujer: "¡Mi marido murió ayer! Estaba muy bien, pero de pronto empezó a sentir unos dolores espantosos que fueron creciendo en intensidad hasta que de pronto le vino un dolor terrible, y cayó al suelo privado de la vida. Los médicos no se explican a qué puede haberse debido ese dolor

Tontín
La esposa de Tontín salió de viaje, y él aprovechó tan venturosa circunstancia para llevar a su casa una amiguita. Antes de proceder al procedimiento la muchacha le preguntó al sujeto si no iba a usar alguna protección, pues ella no había tomado ninguna. "No tengo preservativos -respondió Tontín-, pero recuerdo que mi mujer acaba de comprar un diafragma nuevo". Inútilmente lo buscó: la esposa se lo había llevado al viaje ese dispositivo anticoncepcional. "¡Ah, mujer detestable! -se enojó el individuo-. ¡Ya sabía que no me tiene confianza!

jueves, 15 de marzo de 2012

¿Cómo se hace la vida?




La vida se hace sorbo a sorbo, paso a paso y día a día.

Se hace saboreando el Universo, caminándolo a lo ancho y a lo hondo, mirándolo a través de sus colores, oyéndolo a través de sus sonidos, palpándole la perfección y desentrañándole la luz.

La vida se hace como trabajadora de su siembra, como obrera de su palabra, como jardinera de sus flores, como cantadora de sus prodigios...

La vida se hace agitando el mundo que llevamos dentro y descubriendo y aceptando el mundo que llevan los demás.

La vida se hace gozando y no sufriendo, aceptando esos dolores como experiencias para crecer y ser mejores, sin apagar nunca la vela encendida de la fe.

La vida se hace amando, porque el amor tiene tanto que hacer en el mundo, que no da tiempo para odios ni rencores.

La vida se hace en el espacio de lo cotidiano, en pequeños trozos de cada día, en momentos, en rato que encendemos de pasión, en vuelos que se emprenden con besos y son sueños.

Velar y dormir, soñar y despertar, llorar y reír, creer y dudar, caer y levantarse: eso es hacer la vida.

La vida no se hace para lucir, para exhibirse, para mostrarnos como en un escaparate de vanidad y focos de colores.

La vida se hace en el recinto íntimo, en ese taller de abeja trabajadora que llevamos dentro, en ese aguijón que extrae y regala, que profundiza y endulza.

La vida se hace en el centro de trabajo de uno mismo, con su esfuerzo silencioso, efectivo, constante, devoto y masivo. Un esfuerzo que abre surco y un surco hecho para que no deje de producir.

Hacer la vida no es diseñarla a nuestro antojo, ni coserla a nuestro capricho: es estar siempre en las puntadas de su tela y en el estambre de su tejido.

Hay que caminar la vida, porque es la única manera de llegar.

Irla resolviendo con la lógica, pero emocionándola con el espíritu y calentándola con el corazón.

La vida se hace cuando das la mano y trasmites una corriente, cuando das una sonrisa y cuelas la luz, das un beso y cierras los ojos, te das a ti misma… ¡y parece que concentras el universo en tu corazón!

La vida se hace en el espacio de tu mundo y en donde se libran las batallas de los demás.

Se hace en el horizonte de ti mismo y en donde vuelan los sueños de los otros, en la siembra frondosa de tu tierra y en la raíz raquítica del huerto ajeno.

La vida se hace de regalo, sin seleccionar, ni preguntar, ni escoger.

Cumple tu misión de dar.

Escribe tu libro que se titula Vida, que sea el mejor bet seller que puedas publicar!!!!

Con amor, 4s