jueves, 22 de diciembre de 2011

De viaje



Amigos... saldré unos días de vacaciones.


Estaré de vuelta pronto.


Con amor, 4s

Feliz Navidad y mejor 2012



No quiero entrar al detalle de la navidad y el significado y lo que representa aunado al fin del ejercicio y temas relacionados.


Seguramente has recibido, por otro lado, gran cantidad de mensajes, felicitaciones, tarjetas, cadenas, etc.


Mas no por ello, tampoco quiero pasar por alto.


Así que:


FELICIDADES!!!!


Deseo pases felices fiestas. Espero que 2012 sea un año lleno de alegría, de salud, de paz, de felicidad. Dinero si lo deseas, mas todo lo que alimente a tu ser y a tu espíritu. Y como debe ser, en armonía. Por supuesto, no puede faltar el amor... y como nunca sobra.. que abunde en ti y repartas y recibas.


Con amor.


JC (Chipato)

HOY TOCA!!!




Era muy celosa aquella mujer. Un día, agobiado por los continuos celos de su esposa, Calenturio la amenazó con irse de la casa. "¡No me dejes, por piedad! -suplicó ella pensando ¡Te juro que ya no tendré celos de ti! ¡Voy a cambiar! ¡Seré otra!" El abnegado esposo creyó en la promesa de su aprensiva mujer, y confió en que ya no se dejaría llevar por el monstruo de los ojos verdes, que así llama Shakespeare a los celos. Un día llegó la esposa a su casa, y al entrar en la recámara ¿qué vio? A Calenturio, en apretado abrazo de fornicación con una exuberante mujer. Le preguntó a su esposo: "¿Qué significa esto?¿Quién es esa mujer?". ¡Perdóname, mujer, por favor! ¡Como me dijiste que ibas a ser otra, pensé que esta mujer eras tú

La niñita le pide a su mamá: "Cuéntame un cuento". Responde con una sonrisa la señora: "Me sé dos". "Ya sé cuáles son -interviene el marido-. Uno es “Me duele la cabeza”, y el otro “Estoy en mis días”.

En medio de una terrible discusión con su marido, la mujer le dice: "mejor hubiera sido si me casaba con el Diablo".
-No habrías podido, el casamiento entre parientes cercanos está prohibido.

La niña de diez años dice: - Si mi mamá se ríe de los chistes de mi papá, es señal de que hay visitas en la casa.

Una amiga que tengo, me pidió 20.000 pesos para arreglarse la dentadura.
Le dije; "Toma 30.000, hazte agrandar el pecho, y nadie te mirará los dientes".

Don Quinicio era dueño de un feroz bulldog que se lanzaba contra la gente aun sin provocación, por lo cual su amo lo tenía siempre atado con una correa. En cierta ocasión el perrazo se soltó, y mordió a un vecino a quien su mala ventura hizo pasar por ahí en el momento justo en que el salvaje can se libró de su atadura. Don Quinicio, después de reducir al animal, se disculpó profusamente con la víctima. "¡Perdone usted, vecino! -le dijo muy apenado-. Sucede que mi perro tiene demasiados bríos. Mañana mismo lo llevaré a que lo castren". "Llévelo mejor a que le saquen los dientes -sugiere mohíno el lacerado-. Lo que le gusta al desgraciado es morder, no fornicar

El otro día vi a tu suegra y.....
-¡Alto ahí! No se dice "suegra", se dice "madre política"
-Pero si la política es un asco.
-Por eso mismo.

Mis padres tuvieron sólo un pleito en 55 años de casados. Pero ese pleito duró 53"

Florilí, muchacha en flor de edad, se la pasaba acostada en su cuarto todo el día. Su mamá se mortificaba por su ociosidad, y la amonestaba con duros réspices llenos de acrimonia. La perezosa joven no pudo aguantar ya esas regañinas, y un buen día se fue de la casa. A los dos años regresó. Traía coche de lujo; vestía ropa de marca; lucía zapatos y accesorios de los que sólo se ven en París, Roma, Londres, Nueva York y Saltillo, y se adornaba con joyas rutilantes. "¿Ya ves, mami? -le dice con orgullo a su asombrada madre-. ¡Y tú me decías que acostada no haría nada en la vida!

Silly Kohn, famosa bailarina de burlesque, hacía sensuales evoluciones en el tubo. Un turista americano le puso un billete de 100 dólares en la tanguita, y otro paisano suyo hizo lo mismo. Pancho el mexicano pasó su tarjeta de crédito por entre las pompas de la danzarina, y anunció al tiempo que tomaba los billetes: "Procedo a hacer un retiro de 200 dólares

Dos amigos se encontraron después de mucho tiempo de no verse. Uno de ellos estaba rico. Dice: "Inventé un perfume que da a la mujer un aroma íntimo, como de fruta". Tiempo después volvieron a encontrarse. Ahora el otro amigo era más rico. Explica: "Inventé un perfume que da a la fruta un aroma íntimo, como de mujer

La maestra le pregunta a Pepito:
Pepito, ¿Cómo se dice en inglés: el gato se cayó en el agua y se ahogó?.
Fácil maestra: “The cat cataplum in the water glugluglu and not mas miau miau”.

La guapísima vendedora de esas que van de casa por casa empezó a desvestirse ante el feliz soltero a cuyo departamento había llegado. Le dice: "Ofrezco una gran variedad de artículos, pero éste es el que se vende más.

Tontín salió con Pirulina, muchacha que había cursado todas las materias en el currículo o plan de estudios de la vida. La llevó en su automóvil a un paraje soledoso, y de buenas a primeras, sin siquiera decirle a manera de prólogo o exordio: "Qué calor hace ¿verdad?", le espetó esta incivil pregunta: "¿Cogemos?" "¡Tontín!!!! -se molestó ella-. Por lo menos debías ser un poco más romántico". Así amonestado repitió su instancia el badulaque: "¿Cogemos a la luz de la luna?"...

Con amor, 4s

Decide hoy para trascender en el tiempo






Es muy frecuente y común que con la cercanía de la conclusión de cada ciclo, hagamos un recuento de lo pasado y una lista de nuestros deseos y propósitos para el nuevo que comienza.

Adicionalmente, y como en esas carreras recorridas a medias, deseamos acelerar el paso a fin de recuperar las horas desaprovechadas o invertidas en otras acciones. No importa lo que hagas, no podrás cambiar la cantidad de horas que tiene el día. Sin embargo, siempre tenemos la enorme influencia en cuanto a las cosas a las que podemos dedicar esas horas y a lo que de ellas recibes. Y nunca serán las últimas horas por lo que no debes desesperarte ni angustiarte.

Por tanto, siempre llena las horas con algo que valga la pena y el paso del tiempo jugará a tu favor. Llena tus días de sentido, de creatividad, de bondad, de alegría y de amor, y verás que cada día dejará atrás un valor perdurable para tu entorno. Además de sentirte en plenitud contigo mismo.

Pero a veces parece como si nunca hubiese tiempo suficiente para hacer todo lo que queremos hacer. Para ello, alinea tus esfuerzos y tus intenciones de la manera más acorde a tus verdaderos objetivos y verás cómo esos esfuerzos se vuelven rápidamente mucho más efectivos. No te distraigas repetitivamente en esas actividades que sabes te desvían de tus objetivos. Si disfrutas de las mismas, entonces hazlas parte de esos objetivos.

Por otro lado, a veces sucede que pareciera que el tiempo transcurre muy lentamente y nos desesperamos. Decide poner más sentido en cada instante, y esos instantes empezarán a moverse no sólo más rápido sino que más intensamente

Deja de lado tus preocupaciones sobre la velocidad a la que transcurre el tiempo, porque el tiempo no es otra cosa que una medida arbitraria. Lo que importa es lo que tú hagas con cada instante ahora, a medida que los vas viviendo.

Así que quita tus ojos del reloj y fija en cambio tu mirada en la más alta visión de lo que la vida podría ser. Llena el mundo de tu propia belleza, única y especial, y muévete más allá de los límites del tiempo.


No lo pienses y decide hoy que no tendrás que sentir arrepentimiento. Y liberarás así muchísimo tiempo para poder hacer las cosas que tienes entre manos se concreten.

Decide hoy que no tendrás quejas. Y tus pensamientos podrán enfocarse en cosas creativas y productivas.

Decide hoy que no arrastrarás contigo enojo ni resentimiento. Y sacarás a relucir lo mejor de quienes te rodean.

Decide hoy que aceptarás todo aquello que se cruce en tu camino. Y descubrirás muchísimo valor que, de otro modo, quedaría oculto y escondido, o cosas reprimidas.

Decide hoy ser sinceramente agradecido por cada instante de tu vida. Y estarás encantado por lo hermoso y pleno de oportunidades que será entonces, el mundo para ti.

Decide hoy estar plenamente vivo. Y la felicidad brotará de tu alma.

Con amor, 4s

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Milagros y Fe






Tres personas iban caminando por una vereda de un bosque; un sabio con fama de hacer milagros, un poderoso terrateniente del lugar y, un poco atrás de ellos y escuchando la conversación, iba un joven estudiante alumno del sabio.

Poderoso: "Me han dicho en el pueblo que eres una persona muy poderosa y que inclusive puedes hacer milagros".

Sabio: "Soy una persona vieja y cansada... ¿Cómo crees que yo podría hacer milagros?".

Poderoso: "Pero me han dicho que sanas a los enfermos, haces ver a los ciegos y vuelves cuerdos a los locos..... Esos milagros solo los puede hacer alguien muy poderoso".

Sabio: "¿Te referías a eso?... Tu lo has dicho, esos milagros solo los puede hacer alguien muy poderoso... no un viejo como yo. Esos milagros los hace Dios, yo solo pido se conceda un favor para el enfermo, o para el ciego, y todo el que tenga la fe suficiente en Dios puede hacer lo mismo".

Poderoso: "Yo quiero tener la misma fe para poder realizar los milagros que tu haces..... Muéstrame un milagro para poder creer en tu Dios".

Sabio: "¿Esta mañana volvió a salir el sol?".

Poderoso: "Si, claro que si!!".

Sabio: "Pues ahí tienes un milagro..... El milagro de la luz".

Poderoso: "No, yo quiero ver un verdadero milagro, oculta el sol, saca agua de una piedra.... mira, hay un conejo herido junto a la vereda, tócalo y sana sus heridas".
Sabio: "¿Quieres un verdadero milagro? No es verdad que tu esposa acaba de dar a luz hace algunos días?".

Poderoso: "Si!! Fue varón y es mi primogénito".

Sabio: "Ahí tienes el segundo milagro.... el milagro de la vida".

Poderoso: "Sabio, tu no me entiendes, quiero ver un verdadero milagro..."

Sabio: "¿Acaso no estamos en época de cosecha?, no hay trigo y sorgo donde hace unos meses solo había tierra?".

Poderoso: "Si, igual que todos los años".

Sabio: "Pues ahí tienes el tercer milagro...."

Poderoso: "Creo que no me he explicado. Lo que yo quiero...." (El sabio lo interrumpe)

Sabio: "Te has explicado bien, yo ya hice todo lo que podía hacer por ti...Si lo que encontraste no es lo que buscabas, lamento desilusionarte, yo he hecho todo lo que podía hacer".

Dicho esto, el poderoso terrateniente se retiró muy desilusionado por no haber encontrado lo que buscaba. El sabio y su alumno se quedaron parados en la vereda. Cuando el poderoso terrateniente iba muy lejos como para ver lo que hacían el sabio y su alumno, el sabio se dirigió a la orilla de la vereda, tomó al conejo, sopló sobre el y sus heridas quedaron curadas; el joven estaba algo desconcertado...

Joven: "Maestro te he visto hacer milagros como este casi todos los días, ¿Porqué te negaste a mostrarle uno al caballero?, ¿Porqué lo haces ahora que no puede verlo?".

Sabio: "Lo que él buscaba no era un milagro, sino un espectáculo. Le mostré milagros y no pudo verlos. Para ser rey primero hay que ser príncipe, para ser maestro primero hay que ser alumno... no puedes pedir grandes milagros si no has aprendido a valorar los pequeños milagros que se te muestran día a día. El día que aprendas a reconocer a Dios en todas las pequeñas cosas que ocurren en tu vida, ese día comprenderás que no necesitas mas milagros que los que Dios te da todos los días sin que tu se los hayas pedido".

______________

Todos los días se nos presentan una infinidad de bellos regalos que sin duda merecen el calificativo de milagros. No perdamos la visión y seremos espectadores del gran milagro que se llama vida.

Con amor, 4s

martes, 20 de diciembre de 2011

Faltas Tu



Dios me pidió un poema sobre las bellezas de la creación, y yo me puse a hablar de las cosas que El creó.

Hablé del sol, y sentí sus manos calentándome.

Hablé de la luna, y sentí su brillo envolviéndome.

Hablé de la noche, y sentí sobre mí su manto de estrellas.

Hablé de todo lo verde del planeta, y sentí su soplo de esperanza.

Hablé de las aguas, y sentí su inmersión en el misterio de mi espíritu.

Hablé del cielo, y sentí que su azul me protegía.

Hablé del fuego, y sentí sus llamas quemando mis penas.

Hablé del aire, y sentí su soplo divino renovándome.

Hablé de todos los seres, y sentí su presencia en cada forma viviente.

Y a Él le presenté todo lo que escribí: " Aquí está el poema que pediste, espero que apruebes todo lo que escribí".

Y oí su respuesta: " Prosigue, aún no has hablado de ti"
___________
No pongamos en duda la maravilla que somos, nuestra capacidad, nuestras diferencias con otras creaciones. Al final de cuenta, estamos hechos a su semejanza. Lo que muchos no entienden es que somos así porque somos parte misma de la creación. Y por tanto, una extensión de la misma.

De ahí esa búsqueda incesante de quienes somos, por no quererlo aceptar.

Con amor, 4s

lunes, 19 de diciembre de 2011

El Nombre del viento





Vocabulario:


He aquí una lista de palabras, algunas seguramente sepas, otras, igual que yo, desconoces su significado:


Monacal
Abjuro
Zumaque
Majara
Yesquero
Cota
Ardites
Romos
Serbal
Cazurro
Trébede
Grisú
Invectiva
Calamita
Jubón
Aterir
Escaquearse
Tábano
Macuto
Odre
Adlátere
Majareta
Trefilar
Caramillo
Zampoña
De Hito en hito (Miradas).
Panegírico
Brezo
Felonía
Espita
Baremo
Camelarme
Túmulo
Quimbambas

No guardan ningún orden específico, excepto que fueron apareciendo conforme disfrutaba enormemente la lectura de un excelente libro. Por diversas razones, lo fui postergando, en parte, por el goce de cada página.


Ya hice una referencia, pero hoy por dos razones regreso al tema. La primera, porque deseo compartir y recomendar dicha lectura, ya que finalmente terminé el libro.


La siguiente razón, porque de esas gratas coincidencias, resulta que forma parte de una trilogía y la segunda parte apenas acaba de ser editada en español recién en este mes de noviembre, es decir, saliendo de la imprenta.


“Me llamo Kvothe, que se pronuncia “Cuouz…”


Así comienza esta extraordinaria historia de quien fue músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y hasta asesino. Y todas las leyendas que a su alrededor fueron inventadas.


Podrás encontrar varias reseñas, sin duda, todas enarbolan lo fantástico de la novela, yo te invito a leerla. Es del tipo de hazañas y fantasías ubicadas en una edad de tipo media.


En fin, hablo de “El nombre del viento”.


La segunda parte, que ya tengo en mis manos: “El temor de un hombre sabio”.


El autor: Patrick Rothfuss.


Ah, y por cierto, parte del gozo de la lectura es esa búsqueda de términos o palabras que desconocemos y nos obligan a tener el diccionario listo. Yo agradezco a los autores que no sólo nos maravillan con estas historias tan bien tramadas, sino que al mismo tiempo, nos iluminan con su cultura. El listado inicial tiene su origen en la lectura de este libro.


En fin, no hay desperdicio si deciden emprender la aventura de descubrir el nombre del viento.


Con amor, 4s.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Un poco de Ciencia nos aparta de Dios....


Un señor de unos 70 años viajaba en el tren, teniendo a su lado a un joven universitario que leía un libro de Ciencias. El caballero, a su vez, leía un libro de portada negra. Fue cuando el joven percibió que se trataba de la Biblia y que estaba abierta en el Evangelio de Marcos.

Sin mucha ceremonia, el muchacho interrumpió la lectura del viejo y le preguntó:

- Señor, ¿usted todavía cree en ese libro lleno de fábulas y cuentos?

- Sí, mas no es un libro de cuentos, es la Palabra de Dios. ¿Estoy equivocado?

- Pero claro que lo está. Creo que usted señor debería estudiar Historia Universal. Vería que la Revolución Francesa, ocurrida hace más de 100 años, mostró la miopía de la religión.

Solamente personas sin cultura todavía creen que Dios hizo el mundo en 6 días. Usted señor debería conocer un poco más lo que nuestros Científicos dicen de todo eso.

- Y... ¿es eso mismo lo que nuestros científicos dicen sobre la Biblia?

- Bien, como voy a bajar en la próxima estación, no tengo tiempo de explicarle, pero déjeme su tarjeta con su dirección para mandarle material científico por correo con la máxima urgencia.

El anciano entonces, con mucha paciencia, abrió cuidadosamente el bolsillo derecho de su bolso y le dio su tarjeta al muchacho. Cuando éste leyó lo que allí decía, salió cabizbajo, sintiéndose muy mal. En la tarjeta decía:

Profesor Doctor Louis Pasteur
Director General del Instituto de Investigaciones Científicas
Universidad Nacional de Francia.

Hecho ocurrido en 1892, verdadero y parte de una biografía

Con amor, 4s.

martes, 13 de diciembre de 2011

Muchas felicidades...!!!!!!



En esta época de dar y recibir, de reflexión, de agradecimiento... época de recuentos y de deseos, de disfrutar y de compartir... de nuevos planes... época de brindar... y de muchas cosas mas, les deseo lo mejor para ustedes. Así que:

“Yo quiero en esta Navidad, armar un árbol dentro de mi corazón y en él colgar, en lugar de regalos los nombres de mis amigos...

Los que viven lejos… y los que viven cerca… los antiguos… y los más recientes… los que veo todos los días… los que raras veces veo… y los que algún día quisiera ver. Los que siempre recuerdo… y los que a veces olvido…

Los amigos de las horas difíciles… y los de las horas felices; los que sin querer herí… y los que sin querer me hirieron… Aquellos que conozco profundamente… y aquellos que poco conozco,


Mis amigos humildes… y mis amigos importantes…

Los que me enseñaron… y los que tal vez aprendieron un poquito de mí…

Quiero que este árbol tenga raíces profundas… para que los nombres de mis amigos nunca sean arrancados de mi corazón… que sus ramas se extiendan, para agregar nuevos nombres, un árbol de sombra agradable… para que nuestra amistad sea un momento de reposo en la lucha diaria de la vida.

Deseo que el espíritu de la Navidad haga: de cada deseo, una flor… de cada lágrima, una sonrisa, de cada dolor, una estrella, y de cada corazón, una dulce morada.

¡¡Paz en la tierra!! y amor, mucho amor, siempre, en sus corazones.

Muchas felicidades... y aunque cada vez es menos frecuente recibir una tarjeta... esta es especialmente para ti:
Con amor, 4s

lunes, 12 de diciembre de 2011

La Masa Crítica – La Teoría del Centésimo Mono


En ciertas áreas se habla de “Masa Crítica” para designar actividades colectivas que, una vez que rebasan un nivel mínimo de participación, se vuelven sostenidas, recurrentes y permanentes.

El concepto se basa en un experimento con una colonia de monos en la isla japonesa de Koshima. El botánico además de zoólogo, biólogo, antropólogo, etólogo y autor de muchos libro de la nueva era “Lyan Watson”, quiso cambiarles la alimentación y que comiesen papas, pero al verlas llenas de tierra y barro, los animales las rechazaron. Pasado un tiempo, a una mona joven se le ocurrió llevar las papas al río y lavarlas antes de comerlas. Otra versión dice que en realidad a un mono se le cayó al mar la papa, al tomarla resulta que esta ya no te nía arenas y a cambio, adquiriró un cierto sabor agradable derivado de la sal del mar. A partir de entonces las comió sin problemas y enseñó a los demás monos jóvenes a lavarlas como si de un juego se tratara. Al principio, los monos mayores no aprendieron a hacerlo, excepto aquellos que tenían hijos jóvenes, que enseñaban el truco a sus padres.


En su libro llamado “Lifetide: The Niology of Consciousness”, relata este sorprendente suceso y cuenta que con el correr del tiempo más monos fueron aprendiendo hasta que un buen día, súbitamente, toda la colonia estaba lavando las patatas. Pero lo más sorprendente de todo fue que a partir de ese día, los monos de otras islas, sin contacto con las anteriormente mencionadas, también habían aprendido a lavar las papas, incluso los monos de Takasakiyama, en pleno territorio de Japón.


Como si el nuevo conocimiento se hubiese expandido por el aire, alcanzando a toda la especie… Watson consideró que cuando el mono “número X” había aprendido, se completó la “Masa Crítica”, es decir, el número de monos necesario para que toda la especie adquiera de pronto el nuevo conocimiento o la nueva conducta. Esto le hizo suponer que en la evolución de las especies hay mecanismos diferentes de aquellos que intervienen en la selección natural, lo cual tiende a mostrar que esos mecanismos también inciden sobre la manera como ideas y costumbres se propagan por toda la especie humana. A esto se le llamó la: “Teoría del Centésimo Mono”.

Watson dice en su libro que si un número de personas suficientemente grande como para alcanzar la “Masa Crítica” adquieren un nuevo conocimiento o forma de ver las cosas, esto se propagará por toda la humanidad.

De esto se desprende que una sola persona podría completar la Masa Crítica, y desencadenar un nuevo conocimiento para toda la humanidad. Pero se requiere el número X.

¿SERÁ ALGUNO DE NOSOTROS EL CENTÉSIMO “MONO”?

Si un número suficiente de almas aprenden o comprenden que el Amor es lo más importante de la vida… se debe suponer que podría cambiar súbitamente la humanidad…

De lo anterior se ha desprendido cantidad de conclusiones. Hay ciertos estudios que vienen confirmar la teoría, recuerdo en este caso el fenómeno de las ventanas rotas (Que ya en una ocasión abordé).

Por otro lado, considero que lo importante en la observación es que aquí no interviene el deseo de cambiar, es decir, el cambio se origina por una conducta de repetición, mas no hay nadie ni nada que obligue al cambio. No hay autoridad sancionadora, no hay castigo. Posiblemente existe un premio al cambio (En el ejemplo, el sabor y la sensación de la arena y el contraste con el sabor salado, etc.).

Incluso en algunas teorías sociológicas y hasta de carácter religioso, se utiliza este ejemplo a efecto de buscar el cambio en uno mismo con la creencia que existe un número mínimo capaz de realizar el cambio a la humanidad entera.

Sin embargo, y no siendo ciegos, también puede resultar que este fenómeno funcione en la misma forma en lo negativo, sin querer abundar en ejemplos al respecto.

Y si, efectivamente así debe ser, puesto que al menos desde mi punto de vista, en el universo prevale el equilibrio… siempre.

Con amor, 4s

viernes, 9 de diciembre de 2011

HOY TOCA!!!



Pepito

Pepito le pregunta a su madre:
¡Mamá, Mamá! ¿Puedo ir a la piscina, hoy ponen el trampolín mediano?
-Claro que si hijo.
Pepito llega a casa con el brazo roto
Al siguiente día Pepito le pregunta a su madre:
¡Mamá, Mamá! ¿Puedo ir a la piscina, hoy ponen el trampolín gigante?
-Vale pero pórtate bien
Pepito llega a casa con el otro brazo roto
Al siguiente día Pepito le pregunta a su madre:
¡Mamá, Mamá! ¿Puedo ir a la piscina, hoy ponen el agua?

Genio

Encontré un tipo formidable: tiene el encanto de Sinatra y el genio de Einstein!
¿Y cómo se llama?.
Frankenstein

Adivinanzas

¿Por qué al chavo no lo dejen entrar a la shell?
Porque siempre anda diciendo "eso, eso

De Solteronas

Esperanza, no sólo de nombre, sino de perder la virginidad, es decir, señorita de edad madura y por supuesto soltera, le dijo muy contenta a su compañera Felicia, con nombre de esa alegría que añora la fe, es decir, célibe como ella: "Voy a salir con don Armando, ese hombre tan caballero". "¡Nada de caballero! -replicó airada la señorita Felicia-. La otra noche yo salí con él, y lo primero que hizo cuando estuvimos solos fue rasgarme la blusa para hacerme tocamientos en el busto; con intentos de lametones lúbricos y fruitivos besos de pasión". "¡Qué barbaridad! -se alarma Esperanza-. ¿Entonces no salgo con él?" "No tanto como eso -se modera Felicia-. Pero lleva una blusa viejita

De Niños

Juanita, vecina de Pepito, le propuso: "Juguemos a que yo era la esposa y tú el esposo". Responde el chiquillo: "No sé cómo se juega a eso". Le dice la pequeña: "Yo te diré: 'Tengo emociones, sentimientos y deseos que te pido entiendas'". Replica Pepito: "No entiendo eso de tus emociones, tus sentimientos y deseos". Y declara Juanita: "Mentiroso, bien que sabes cómo se juega.

Gallegos

¿Por qué un Gállego se enoja cuando le dispara al aire?
Porque no le da.

En qué se parece...?

¿En qué se parece un boxeador a un telescopio?
Los dos hacen ver estrellas

De: Indiferencia

Don Fredo le estaba haciendo el amor a su mujer, doña Frigidia. De pronto ella dejó escapar un grito de placer. El marido, nada acostumbrado a esas demostraciones, le preguntó lleno de asombro: "¿Te está gustando?" "No -respondió la gélida señora-. Pero por fin di con el color que deben tener las nuevas cortinas: perla"...

De. Chismosaa

Doña Clotilla, la mujer más chismosa del pueblo, le dijo a su vecino: "Perdóneme por meterme en lo que no me importa, pero ayer vi a su esposa cuando entraba en un motel con un sujeto". Pregunta el hombre: "¿Quién era él?" "No lo conozco -replica doña Clotilla-. Era un tipo alto, moreno, de bigote". "Ah, sí -dice el señor-. Es nuestro jardinero. Ése agarra de todo"

De. Esposos

En una reunión de parejas las esposas se quejaban de que sus maridos no salían con ellas. Declara Cabronsio, sujeto ruin y desconsiderado: "En cambio yo llevo a mi mujer a todas partes. Pero ella siempre encuentra el camino de regreso"

De Novios

Susiflor le contó a una amiga: "Mi novio y yo rompimos nuestra relación. Él quería casarse. Y luego amiga, qué le dijiste?. Pues yo…me opuse a que se casara

De: Infidelidades

La señora abrió la puerta, y un tipo le preguntó: "¿Está su marido?" "No" -dijo ella. Entonces el tipo se metió en la casa, y sobre la alfombra del recibidor sació en la señora sus voluptuosos instintos de libídine. Al día siguiente llegó otra vez el individuo, y volvió a preguntarle a la mujer: "¿Está su esposo?" "No" -contestó ella. De nueva cuenta el individuo entró e hizo objeto a la señora de su erotismo, ahora sobre el sillón grande de la sala. Lo mismo sucedió en los siguientes días: el tipo, luego de preguntarle a la mujer si estaba su marido, y tras oír la respuesta negativa, se metía sin más, y poseía a la señora con lúbrica pasión incandescente, entre otros, en la mesa del comedor; el lecho de la alcoba; el escritorio de la biblioteca; la hamaca del jardín y el burro de planchar de la lavandería. Cuando después de esta última ocasión el individuo salió de la casa, la señora se quedó pensando y se preguntó a sí misma: "Y a todo esto ¿Para qué querrá ese hombre a mi marido, que lo busca con tanta insistencia?"

Actos

Primer acto: Un pollito rezando.
Segundo acto: El mismo pollito rezando.
Tercer acto: El mismo pollito rezando.
¿Nombre de la película?
A Dios le pio.

De. Esposos

Decía una señora: "Mi marido y yo nos casamos por la ley de los opuestos: yo estaba embarazada, y él no"...

De. Amigas

Facilicia Laponet le contó a una amiga: "Anoche estaba con un hombre en la cama, y me llamó 'promiscua'". Pregunta la otra: "¿Qué significa esa palabra?" "No sé -responde Facilicia-. Y tampoco lo sabía ninguno de mis seis amigos que estaban también en la cama"...

De: Viejitas

Doña Pasita, preocupada, le dijo a su nieta Pirulina: "Piru: las vecinas murmuran que te estás acostando con tu novio". "¡Ay, abuela! -replica la muchacha-. ¡Ya no pude una acostarse con un hombre sin que la gente diga que es tu novio

De Muertos

Cuando a su viuda le preguntaban de qué había muerto su marido, ella respondía sin vacilar: "De gonorrea". "Madre -protestó uno de sus hijos-: ¿por qué dices que papá murió de gonorrea? Sabes bien que murió de diarrea". "Claro que lo sé -respondió ella-. Pero prefiero que la gente lo recuerde como follador, no como zurrador

De Pepito

El profesor repartiendo las notas:
Luisito un diez.
Pedrito un ocho.
Juanito un seis.
Pepito un cero.
Oiga profesor, ¿Y por qué a mí un cero?
Porque has copiado el examen de Pedrito.
¿Y usted cómo lo sabe?
Porque las cuatro primeras preguntas, están iguales, y en la última pregunta Pedrito respondió: "Esa, no me la sé" y tú has puesto: "Yo tampoco".

De Pepito (Otro)

El papá de Pepito decide irse a vivir a los Estados Unidos con toda la familia y Pepito ingresa a una escuela.
La maestra pregunta a Pedrito:
A ver Pedrito, deme un ejemplo de la palabra "evidentemente".
Bueno maestra, mi papá, mi mamá, mis hermanos, y yo, fuimos a comer a un restaurant, evidentemente que mi mamá no cocinó ese día.
Muy bien Pedrito, a ver Juanito deme un ejemplo de la palabra "evidentemente".
Mi papá, mi mamá, mis hermanos, y yo, nos fuimos a la playa, evidentemente que la casa quedó sola.
Muy bien Juanito.
A ver Pepito, deme un ejemplo de la palabra "evidentemente".
Bueno maestra, yo estaba sentado en el corredor de mi casa, y vi pasar a mi abuelita con el diario New York Times Paper, y dije: Evidentemente va a cagar, porque no sabe leer inglés.

HOY TOCA!!! Con amor, 4s

martes, 6 de diciembre de 2011

Los dos reyes y los dos laberintos


Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mandó construir un laberinto tan perplejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían. Esa obra era un escándalo, porque la confusión y la maravilla son operaciones propias de Dios y no de los hombres.


Con el andar del tiempo vino a su corte un rey de los árabes, y el rey de Babilonia (para hacer burla de la simplicidad de su huésped) lo hizo penetrar en el laberinto, donde vagó afrentado y confundido hasta la declinación de la tarde. Entonces imploró socorro divino y dio con la puerta. Sus labios no profirieron queja ninguna, pero le dijo al rey de Babilonia que él en Arabia tenía otro laberinto y que, si Dios era servido, se lo daría a conocer algún día.


Luego regresó a Arabia, juntó sus capitanes y sus alcaides y estragó los reinos de Babilonia con tan venturosa fortuna que derribó sus castillos, rompió sus gentes e hizo cautivo al mismo rey. Lo amarró encima de un camello veloz y lo llevó al desierto. Cabalgaron tres días, y le dijo: "Oh, rey del tiempo y substancia y cifra del siglo!, en Babilonia me quisiste perder en un laberinto de bronce con muchas escaleras, puertas y muros; ahora el Poderoso ha tenido a bien que te muestre el mío, donde no hay escaleras que subir, ni puertas que forzar, ni fatigosas galerías que recorrer, ni muros que te veden el paso".


Luego le desató las ligaduras y lo abandonó en la mitad del desierto, donde murió de hambre y sed. La gloria sea con aquel que no muere.

Jorge Luis Borges


No permitas que ninguna de las situaciones se apoderen de ti, ni construyas laberintos ni te metas en ellos, pues como suele suceder, puedes quedar atrapado en ellos.


Con amor, 4s.

lunes, 5 de diciembre de 2011

ALGUIEN ESTÁ EN LA VENTANA


Johnny era un niño que visitaba a sus abuelos en su granja. Le dieron una resortera para que jugara afuera en el campo. Practicó en el campo, pero nunca pudo darle a su objetivo. Ya un poco desanimado regresó a la casa para la cena. Mientras caminaba de regreso, vio el pato más querido por su abuela, de inmediato le envío un golpe a la cabeza del pato con la resortera, y lo mató.

Estaba impresionado y consternado. En un momento de pánico, escondió el pato muerto entre una pila de madera. En ese momento vio que su hermana Sally lo estaba observando, pero no dijo nada. Después del almuerzo del día siguiente la abuela dijo:

- Sally vamos a lavar los platos.

Pero Sally dijo:

- Abuela, Johnny me dijo que él quería ayudarte en la cocina. Luego le susurró a él ¿Recuerdas el Pato? Así que Johnny lavó los platos.

Más tarde, ese día, el Abuelo les preguntó a los niños si querían ir a pescar, y la Abuela dijo:

- Lo siento pero necesito que Sally me ayude a hacer las compras.

Sally sólo sonrió y dijo:

- Bueno, no hay problema porque Johnny me dijo que quería ayudar. Ella susurró nuevamente: ¿Recuerdas el Pato? Así que, Sally se fue a pescar y Johnny se quedó ayudando.

Después de varios días en los cuales Johnny hacia tanto sus tareas como las de Sally, finalmente no pudo soportarlo más, y le confesó a su Abuela que había matado el pato. La Abuela se arrodilló, le dio un abrazo y le dijo:

- Corazón, yo lo sé. Yo estaba parada en la ventana y vi todo lo que pasó. Pero porque te amo, yo te perdono. Sólo me preguntaba cuánto tiempo más permitirías que Sally te hiciera su esclavo.

Así que para este día y los que están por venir, lo que sea, que hayas hecho en tu pasado: mentiras, miedos, odios, ira, falta de perdón, etc., lo que sea, tú necesitas saber que no importa quien estaba en tu ventana viendo, algunos lo llamas Dios, otros conciencia, unas mas libre albedrio, en fin, no importa, tú sabes quién lo vio. Y que el hecho de estar consciente es motivo para iniciar de nuevo, sin culpas ni remordimientos. Mas en esta época. Reflexiona sobre lo que se vería a través de tu vidrio.

Con amor, 4s.